Una ficción para acercar la realidad

CEAR lanza una campaña para alertar de la amenaza de las maras y del nulo reconocimiento del derecho de asilo

Uno de los carteles promocionales de la falsa serie de ficción | CEAR

CEAR lanza una campaña para alertar de la amenaza de las maras y del nulo reconocimiento del derecho de asilo

Peleas con armas de fuego en plena calle, una policía cercada por los pandilleros y el narcotráfico hecho ley. Hay países que viven una realidad que se acerca más a una película de ciencia ficción que al día a día de los países occidentales. El Salvador, Honduras y Guatemala viven una situación extrema. Los tres países conforman el denominado Triángulo Norte Centroamericano, unas regiones donde las maras han instalado su propio régimen del terror. Para luchar contra esta situación, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ha puesto en marcha un campaña con el nombre de “#MarasNoEsUnaSerie” que es, precisamente, una falsa serie donde denuncian que las víctimas de estos pandilleros no encuentran refugio cuando tratan de escapar de la violencia.

Según datos de la CEAR, en 2018, un total de 2.410 personas procedentes de Honduras, 2.275 de El Salvador y 175 de Guatemala pidieron asilo en España en 2018. En cuanto a las resoluciones favorables, solo se concedieron 15 entre los tres países. La falsa serie que ha realizado la comisión es, en realidad, una forma de visibilizar el “nulo reconocimiento del derecho de asilo”. El número de solicitudes rechazadas se eleva a 320. CEAR ya denunció esta misma sitaución la semana pasada en la presentación de la situación de las solicitudes de asilo en España en 2018. Estas cifras contrastan en gran medida con el elevado número de muertes por este motivo el pasado año: 3.340 en El Salvador, 3.310 en Honduras y 3.881 en Guatemala.

“Entendemos la decepción de quien esperaba ver hoy una serie, pero creímos que era necesaria una iniciativa así para hacer ver que las maras no es una ficción, sino una realidad cotidiana para miles de personas de Centroamérica que viven en un miedo continuo a sufrir extorsión, violaciones, palizas, tortura y asesinatos”, ha subrayado en la presentación de la iniciativa Estrella Galán, directora de CEAR.

La campaña se lanzó el pasado 1 de febrero con el lema de “Maras. Ver, oír y callar”, del mismo modo que si se tratase de la promoción de una serie de ficción. Incluía una página web, perfiles en redes sociales y carteles. En la presentación, los asistentes han podido descubrir cinco “episodios” reales en forma de las historias de cinco víctimas de las maras. Una de ellas es Milagros, que recuerda lo que los pandilleros hacen a las mujeres que “deciden” que les pertenecen: “Cuando son novias o han pertenecido a la pandilla, les cortan los pechos y les tiran una piedra en la cabeza y eso define que ha sido algo de las pandillas”.