¡Vaya calor! ¿Gazpacho fresquito o sopas calientes y picantes?

Comer caliente y picante, refresca el cuerpo

Caldos de camarón y de pollo mexicanos para soportar mejor el calor

El haber vivido experiencias en sitios como Acapulco ó Mérida en México, en donde las temperaturas son altísimas a las que hay que sumar el cien por cien de humedad, hace recordar cómo combaten los residentes en esas zonas los calores que raramente se habían vivido en Europa. Ahora que nos estamos asando aquí, merece la pena ponerlo en práctica, funciona muy bien.

Hace unos minutos, según contaba una persona desde Acapulco, que aún siendo las seis de la mañana, la temperatura ambiente ya casi alcanzaba los 30 grados. Hoy el termómetro, en este precioso puerto mexicano, alcanzará los 40 grados centígrados, con un 100% de humedad y con estos datos, la sensación es tan insoportable en el ambiente, que la gente no sale de sus casas, se refresca con aire acondicionado ó ventiladores de techo y otros meciéndose en sus hamacas, para dejar pasar algo de viento en el ir y venir. Los más afortunados, prefieren salir a navegar para sentir al menos la brisa del mar.

Caldos de pollo calientes o sopas de pescado hirviendo, con chile y limón, recetas infalibles en el puerto de Acapulco cuando arrecia el calor

http://www.comidamexicana.com/recetas/item/76/caldo-de-camaron-estilo-guerrero

Sudando la gota gorda, como si se estuviera en un baño turco (pero vestido) es ésta la sensación cuando los termómetros van a lo más alto en las costas mexicanas y justo en ese momento, hay que ir a los lugares en donde preparan riquísimas sopas de pescado, caldos de camarón y caldos de pollo, todos calientes y picantes. Cuando llegan a la mesa, hay que exprimirles un poco de limón y a comer. Ya en las primeras cucharadas, el sudor aparece copiosamente. Al final de la comida, lo que se ha sudado, será tanto, que estaremos prácticamente empapados, pero con sensación de bienestar sin lugar a dudas.

¿A quién se le ocurre comer algo tan caliente y abrasador cuando los temperaturas suben?

Hay infinidad de artículos publicados sobre los efectos de comer caliente y picante para combatir el calor, en uno de ellos publicado en http://www.gastronosfera.com se describe claramente el efecto botijo, en el que menciona ¿cómo es posible que comer platos picantes tenga un efecto refrescante? Comer caliente y picante hace sudar, el sudor de nuestra piel se evapora. Durante este proceso de sublimación gaseosa, el sudor necesita absorber energía (calor) de nuestra piel, y por lo tanto nos refresca. Es lo mismo que sucede con el agua de los botijos, las paredes porosas de la arcilla permiten el paso del agua que es constantemente evaporada a traves de las mismas, el resultado es : agua fresca.

En Europa, ver comer caldos de pollo hirviendo, con chiles recién cortados, un chorrito de limón y ramitas de cilantro cuando hace 40 grados, suena como a extra terrestre, pero no cabe la menor duda que en Latinoamérica, son sabios en la mejor manera de soportar las altas temperaturas.

Y como decía Albert Einstein “Cada dia sabemos más y entendemos menos”

El consumo de picante y caldos calientes es una buena solución para refrescar el cuerpo.