La “madrileñofobia”, tras una pelea multitudinaria en Vilagarcía de Arousa: “Venís a traernos el virus”

Varios heridos leves y tres denuncias, resultado de la batalla campal entre jóvenes del municipio gallego y un grupo de la localidad madrileña de Getafe

Comisaría de la policía nacional en Vilagarcia de Arousa
Comisaría de la policía nacional en Vilagarcia de Arousa

La pandemia global y cómo superarla no sólo enfrenta a la clase política, sino que pone a prueba el civismo de los ciudadanos. Precisamente, ese civismo brillo por su ausencia en una riña que fue a mayores entre jóvenes de la localidad gallega de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) y del municipio madrileño de Gefafe. Los primeros increparon a los segundos, acusándoles de portar el coronavirus a su autonomía. Lo que comenzó como un enfrentamiento verbal terminó en una auténtica batalla campal con varios heridos leves y, al menos, tres denuncias interpuestas ante las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. La bronca fue subiendo de tono hasta llegar al lanzamiento de piedras entre ambos grupos de jóvenes enfrentados a costa de quién contagia a quién la covid-19.

La frase pronunciada por el integrante de una de las pandillas, que acusaba a un grupo de chicos madrileños de “venir a traernos el virus” desde Madrid, fue, al parecer, la chispa que prendió la mella de la pelea tumultuosa en la que se vieron envueltos unos treinta jóvenes de Vilagarcía de Arousa y de localidades cercanas, que se enfrentaron a los jóvenes madrileños.

Los hechos ocurrieron sobre las siete de la mañana, en la madrugada del sábado al domingo, en la explanada portuaria TIR, una de las zonas de ocio nocturno más concurridas de Vilagarcía de Arousa. Ambas pandillas de jóvenes se enzarzaron en una espectacular trifulca. La riña comenzó con un intercambio verbal de insultos hasta que poco a poco con el paso de los minutos fue subiendo de tono hasta llegar a los puños.

El clima de agresividad llegó hasta tal extremo que fue necesaria la intervención tanto de la policía Local como de la Nacional, que ahora instruye las diligencias. Basándose en su propia presencia en la zona y en las declaraciones de varios testigos de los hechos, en las primeras horas de instrucción, los agentes ya han logrado identificar a once de los participantes en la pelea. Cuatro de ellos son de distintas localidades pontevedresas y los otros siete tienen su domicilio en la capital de España. La Policía continúa investigando los hechos y sigue pendiente de recibir nuevas denuncias relacionadas con el caso. Hasta el momento, ha tramitado tres denuncias, todas ellas de jóvenes madrileños, que iban acompañadas de los correspondientes partes de lesiones.