Se vende sangre infectada con coronavirus en la dark web: “Se envía por Seur refrigerado para que no muera”

El vendedor, que afirma ser un médico español, también ofrece dosis de saliva de pacientes infectados por COVID-19

The spread of the coronavirus disease (COVID-19) in Spring Valley
Los vendedores prometen dosis de sangre y saliva infectadas de COVID-19MIKE SEGARReuters

El miedo es viral. Crece y crece ante la incertidumbre, el aislamiento y desinformación. No hay más que ver las múltiples reacciones que lleva produciendo en coronavirus desde que llegó a nuestras vidas. Algunas de ellas son hasta cómicas, como la imagen de aquel vecino de turno comprando diez paquetes de rollos de papel higiénico para pasar el confinamiento. Sin embargo, otras no resultan tan graciosas. De hecho, duelen especialmente cuando van acompañadas por las altas cifras de muertos y afectados por el COVID-19. No hay mascarillas, no hay respiradores, no hay guantes… para todos. Lo que vuelve la situación aún más caótica; sobre todo, cuando es un familiar el que lucha contra el bicho. Esa desesperación ha llevado a algunas personas a aprovecharse de otras a través de estafas que prometen vacunas y curas que, por ahora, la ciencia no hay sido capaz de encontrar.

A esos productos que ahora mismo escasean en el mercado español, se ha sumado otro bastante cuestionable: sangre infectada con coronavirus. Así lo revela un informe publicado por Sixgill y DarkOwl, dos compañías especializadas en Inteligencia de Amenazas que han encontrado en la dark web todo un conglomerado de estafas. Tal es el reclamo que existe que, desde que entró en vigor el estado de alarma el 14 de marzo, el número de usuarios españoles que han accedido a la web oscura ha aumentado un 50%. “Nuestras unidades de Ciberdelincuencia están trabajando al máximo para localizar a los individuos implicados en posibles actividades de carácter delictivo, así como las posibles herramientas de ataque que pudieran emplea”, explicó José García Molina, comisario principal de la Policía Nacional, en una rueda de prensa tras la reunión del Comité Técnico de Gestión del Coronavirus.

Según PC Advisor, el término dark web se refiere a sitios con fines delictivos o contenido ilegal, así como a sites comerciales donde los usuarios pueden adquirir bienes o servicios ilícitos. “Soy un doctor de laboratorio de la Sanidad Pública española, he conseguido 24 viales de sangre y saliva infectada”, reza en uno de los anuncios publicados. “Estoy dispuesto a venderlos por 100 dólares. Lo mando una vez esté hecho el pago. El envío es a todo el mundo por Seur refrigerado para que no muera”. Fuentes de la empresa de transportes aseguran que no se “realizan este tipo de servicios de envíos derivados del coronavirus, ni a hospitales ni otros servicios sanitarios. Es imposible”.

Y, a pesar de ello, el anuncio continua con más promesas: el supuesto vendedor, además, afirma tener también 10 litros de morfina y 13 viales de sangre infectada por VIH. Algunos de los vendedores explican que estos fluidos proceden de familiares afectados por el virus y que, ahora los ofrecen, para poder mantenerles económicamente. Otros, incluso, aseguran que la han inyectado a murciélagos. Pero en cualquier caso, todo a cambio de una cantidad de dinero que tiene que pagarse en bitcoin. Algo que también ha puesto sobre la mesa Chainanaylysis, empresa especializada en el análisis de criptomonedas.

Este vendedor promete sangre infectada de coronavirus a cambio de 100 dólares
Este vendedor promete sangre infectada de coronavirus a cambio de 100 dólaresDarkOwlArchivo
También se localizan respiradores entre los productos "ofertados" en la dark web
También se localizan respiradores entre los productos "ofertados" en la dark webDarkOwlArchivo
Estos no son los primeros casos de coronafraude que han acontecido durante esta crisis sanitaria. En los últimos días, analistas de la compañía de Seguridad DomainTools encontraron que ha habido un incremento en el registro de nombres de dominios relacionados con el virus. Durante su investigación, el equipo determinó que la página coronavirusapp.site estaba incitando a los usuarios a descargar una aplicación que supuestamente les ayudaría a hacer un seguimiento de las actualizaciones sobre la pandemia. Sin embargo, la app es un malware que cambia la contraseña de bloqueo de pantalla y, posteriormente, les solicita a los usuarios 100 dólares para conseguir desbloquear el dispositivo.

Se venden (también) vacunas para curar el COVID-19

“La escasez de test del coronavirus provoca un aumento de la demanda en los mercados negros”, señala un informe de la empresa de datos IntSights. “Lo más probable es que estos productos sean timos para sacarle el dinero a quien los compre”. Pues igual con la sangre y la saliva. “Lo más seguro es que, si finalmente compras una dosis, estés dándole tu dinero a un estafador sin ningún tipo de moral”, explica Roberto Segura, experto en Ciberdelincuencia. “Se valen de la desprotección y la vulnerabilidad que están sufriendo hoy muchas personas. Resulta tan ruin que hasta algunos operadores de redes oscuras ya han prohibido la venta de supuestas curas… pero se ve que sigue habiendo gente sin escrúpulos”.

Como se percibe, ni siquiera estos servidores han resultado inmunes a los efectos adversos de la pandemia, pues han sufrido una disminución del 33% en el volumen de criptodivisas. De ahí que hayan aflorado nuevos niveles de inmoralidad con la venta (y consecuente lucro) de termómetros, hidroxicloroquina o epis.

“Dios bendiga a los israelitas”, recoge un anuncio que promete una vacuna para acabar con el COVID-19
“Dios bendiga a los israelitas”, recoge un anuncio que promete una vacuna para acabar con el COVID-19DarkOwlArchivo

“Dios bendiga a los israelitas”, recoge un anuncio que promete una vacuna para acabar con el coronavirus. Por tan sólo 99 dólares, cualquier usuario puede acceder a uno de sus packs de 10 dosis creadas en un laboratorio de Israel. “Elimina el coronavirus de tu cuerpo y tus alrededores”, explica otro. En este caso, se trata de un archivo MP3 que, según su vendedor, hay que escuchar entre tres y seis veces al día para acabar con el bicho. ¿Cómo? Supuestamente, gracias a las frecuencias en las que está grabado. Todo, eso sí, a cambio de una donación económica.

“Juegan con el miedo de las personas. Esa es su principal baza. Pero eso no quiere decir, en ningún caso, que lo que prometan sea verdad”, concluye Segura. “Su pensamiento es muy sencillo: si las instituciones no pueden garantizarme los productos necesarios para protegerme, tendré que buscarlo por mi cuenta. El problema es que este camino, en concreto, ni es legal ni real"

Otros anuncios ofrecen packs de 10 mascarillas por 80 euros
Otros anuncios ofrecen packs de 10 mascarillas por 80 eurosDarkOwlArchivo