Activision-Blizzard refleja perfectamente su momento actual cancelando BlizzCon

“Nos gustaría tomarnos el tiempo necesario para volver a imaginar cómo podría ser un evento de BlizzCon en el futuro”.

Blizzcom
Blizzcom FOTO: La Razón (Custom Credit)

Activision-Blizzard confirma oficialmente la cancelación de BlizzCon 2022 prevista para el próximo mes de febrero. A través de un comunicado oficial, la polémica casa de software norteamericana pone de manifiesto la decisión de posponer y re-imaginar el evento, además de “ofrecer apoyo a los equipos de desarrollo”. No obstante, desde la empresa se asegura que, a pesar de eliminar la cita del calendario, se continuarán mostrando novedades y actualizaciones sobre los productos en desarrollo.

“Cada BlizzCon necesita del trabajo de todos, es un esfuerzo de toda la empresa impulsado por nuestro deseo de compartir y crear junto a la comunidad que tanto amamos. En este punto, creemos que la energía necesaria se debe dirigir a mejor a apoyar a nuestros equipos, así como a avanzar en el desarrollo de nuestros juegos y experiencias”, asegura el comunicado.

Actualmente la editora y desarrolladora con sede en Irvine, California, está atravesando por un periodo muy convulso. Con la mayoría de su base de jugadores inquietos por las últimas acciones realizadas en relación con las producciones, además de los constantes escándalos que surgen del proceso legal que enfrenta al estado de California por varios tipos de abuso y que tiene a muchos de sus nombres más importantes como protagonistas. Todo esto se ha traducido en una caída drástica de jugadores en sus servidores, incluso de sus juegos más populares.

Según el comunicado, “nos gustaría tomarnos el tiempo necesario para volver a imaginar cómo podría ser un evento de BlizzCon en el futuro”. La decisión de la empresa refleja perfectamente su momento actual, incluso sin intención de reconocerlo directamente. En todo caso, aquellos que estaban intrigados en las posibles noticias y anuncios de series como ‘Diablo’, ‘Overwatch’ o ‘World of Warcraft’, previstos para su revelación durante el evento de febrero, no tendrán problemas para estar al día, ya que todos los anuncios programados deberían ir desvelándose con normalidad.

Con la cancelación, el mensaje que se deja es el de una empresa que retira su escaparate más importante con la intención de observar a cierta distancia la deriva adquirida por sus acciones, un rumbo que de no corregirse los terminará llevando al desastre. Quién sabe, si este movimiento servirá para afrontar una necesaria reestructuración real y efectiva de la empresa y dejar atrás tanto sus prácticas como sus políticas internas, aunque a juzgar por lo que tienen por delante, no va a resultar precisamente sencillo. En cualquier caso, todavía llevará algún tiempo que el nombre de Activision-Blizzard vuelva a ser un valor reconocido entre la comunidad de jugadores.