Un carro ucraniano T-64BV destruye un tanque ruso desde la distancia récord de 10.600 metros

Las tripulaciones ucranianas suelen usar un software especial para fuego indirecto, que calcula el ángulo y el azimut; el tiro aquí fue corregido por un dron

Un tanque ruso dañado cerca de Jarkov en una imagen de archivo
Un tanque ruso dañado cerca de Jarkov en una imagen de archivo FOTO: SERGEY KOZLOV EFE

Si por algo está destacando la guerra en Ucrania, desde un punto de vista estrictamente militar, es por el papel que están jugando los carros de combate, sobre todo por las enormes bajas que están sufriendo ambos bandos, pero muy especialmente los rusos. Según fuentes ucranianas, la cifra de tanques destruidos por sus fuerzas armadas supera los 2.000 pero, más allá de que la cifra pueda ser puesta en cuestión, lo cierto es que las pérdidas de estos vehículos están siendo tremendas, teniendo en cuenta que Rusia podría haber desplegado un total de 12.000 blindados en Ucrania. Si a las 2.000 carros le sumamos los 4.459 unidades blindados de otro tipo estaríamos hablando de un porcentaje tremendamente alto sobre el total.

Uno de los hitos que se han conocido en estos últimos días de conflicto ha sido la destrucción por parte de un tanque ucraniano T-64BV de un carro de combate ruso desde una distancia de 10.600 metros en modo de fuego indirecto, utilizando para ello proyectiles HE-FRAG de 125 milímetros. No fue fácil la “hazaña” y, de hecho, fueron necesarios 20 proyectiles para culminar el ataque. Según distintos medios militares, las tripulaciones de tanques ucranianos suelen usar un software especial para fuego indirecto, que calcula el ángulo y el azimut, y el fuego aquí fue corregido por un dron.

Según la web Defence View, “determinadas trayectorias de tiro estándar incluyen alcances de hasta 12.100 metros, para lo que se requiere un ángulo de elevación de ~22° para disparar a esta distancia. Y ~14° para 10.000 metros. Es posible disparar incluso más lejos, pero las posibilidades de dar en el blanco se reducen drásticamente”.

El caso es que el debate en las redes está sobre la mesa, pues son muchos los expertos que consideran poco probable el éxito del disparo, aunque las fuentes ucranianas siguen afirmando que así fue.