Tecnología

Samsung Galaxy A80: el smartphone de la Generación Z

Nacido para los nativos digitales, cuenta con una triple cámara fotográfica reversible y pantalla infinita de 6,7 pulgadas Full HD+ Super AMOLED, por 699 euros.

La novedosa cámara fotográfica emerge en un módulo desde la parte trasera del dispositivo y gira cuando el usuario quiere hacer un selfie con la misma lente.

Publicidad

Los jóvenes nacidos a mitad de los años 90 son los integrantes de la Generación Z, que tras los Millennial, vienen empujando fuerte en una sociedad que para ellos es completamente digital, porque han nacido rodeados de aparatos electrónicos. Muchos ya han terminado sus estudios universitarios y se acercan al mundo laboral con un sueldo fijo que permite acceder a dispositivos electrónicos de calidad, sin llegar a los ‘top’ del mercado, aunque con prestaciones suficientes como las del Samsung Galaxy A80, que permite retransmitir en directo todo lo importante de sus vidas.

Lo más novedoso de este smartphone es su revolucionaria cámara triple reversible, un módulo que emerge y gira para tomar imágenes tanto frontales como traseras con la misma lente, que consta de una cámara principal de 48MP f2.0 para la toma de fotos nítidas y brillantes en todo tipo de situaciones más una cámara gran angular de 123º de 8MP y una cámara de profundidad 3D que permite grabar momentos en directo con el modo Live Focus Video que crea clips de película de manera automática, mientras que el modo Super Steady Video reduce los golpes o sacudidas para vídeos de acción a nivel profesional.

Publicidad

En Samsung siguen apostando por la pantalla infinita en el Galaxy A80, en este caso de 6,7 pulgadas de borde a borde con tecnología Full HD+ (1080x2400) Super AMOLED que tiene una relación de visualización 20:9 para que el usuario pueda visualizar todo tipo de contenidos multimedia de calidad y vivir una experiencia audiovisual completa gracias a la tecnología Dolby Atmos con auriculares o altavoces Bluetooth.

Publicidad

Utiliza el sistema operativo Android 9.0 Pie, un procesador Octa Core a 2.2 GHz Dual + 1.8 GHz Hexa y tiene una memoria interna de 128 GB con 8 GB de RAM. La batería, de 3.700 mAh con sistema de carga super rápida de 25W está preparada para aguantar un día completo de uso y cuenta con la plataforma de seguridad Samsung Knox diseñada para proteger todo el dispositivo, accediendo de forma segura a través del sensor de huella dactilar.

Para que el dispositivo pueda trabajar más rápido cuenta con un potenciador de rendimiento inteligente y un software de optimización de la capacidad de la CPU, la memoria RAM y la batería. Está disponible en tres colores (Angel Gold, Ghost White y Phantom Black) y un precio recomendado de 699 euros.

El módulo de la cámara emerge de la parte trasera y gira para hacer un selfie.