Zombis «made in» Villanueva de Tapia

Es el caso de «PlayChapas», el clásico juego de las chapas trasladado a una consola; «Invizimals», realidad virtual «made in Spain» que ha dado la vuelta al mundo; el videojuego de estrategia bélica «Commandos»

Las calles de Villanueva de Tapia (Málaga) han servido de escenario al videojuego «Injection p23», que comercializará Sony
Las calles de Villanueva de Tapia (Málaga) han servido de escenario al videojuego «Injection p23», que comercializará Sony

Es el caso de «PlayChapas», el clásico juego de las chapas trasladado a una consola; «Invizimals», realidad virtual «made in Spain» que ha dado la vuelta al mundo; el videojuego de estrategia bélica «Commandos».

El arte (y la creatividad) no sabe de fronteras. Ocurre con la literatura, la pintura, el teatro, el cine, la danza, la música... y los videojuegos. Desde España se han presentado multitud de títulos que han triunfado más allá de nuestras fronteras. Es el caso de «PlayChapas», el clásico juego de las chapas trasladado a una consola; «Invizimals», realidad virtual «made in Spain» que ha dado la vuelta al mundo; el videojuego de estrategia bélica «Commandos»; «Castlevania: Lords of Shadow II», la franquicia japonesa para la que el mismísimo Hideo Kojima buscó un estudio español para su desarrollo; «RiME», la aclamada aventura en tercera persona... Un pequeña (muy pequeña) muestra de que el talento no entiende de idiomas.

Así que el que ahora Sony anuncie la distribución de «Injection p23», del desarrollador malagueño José Antonio Muriel Rey, no es ninguna sorpresa. Uno más, dirán algunos. Pero este título es algo especial y distinto a los citados anteriormente: es un videojuego de terror, perteneciente al género «survival horror», pero que está ambientado en España. Concretamente en Villanueva de Tapia, el municipio de Málaga en donde nació su creador y donde transcurre la totalidad del juego. Y hablando de su creador. Él es el único miembro del equipo. Por lo que este juego que tanto ha llamado la atención a Sony ha sido desarrollado por una única persona. Si esto no es creatividad «made in Spain» nada lo es. El videojuego es el resultado de cuatro años de trabajo y según su creador ese trata de «un viaje profundo a la mente».

La intención de la empresa nipona es que el juego esté disponible para PlayStation 4 estas Navidades y que tras un año de exclusividad pueda saltar a otras plataformas. Este técnico de sonido se embarcó en una increíble aventura que ha llegado a buen puerto gracias a un considerable esfuerzo y dedicación. Y es que José Antonio nunca antes había desarrollado proyectos en 3D por lo que ha tenido que aprender por su cuenta desde cero. «Injection p23» forma parte de la iniciativa de campamentos cazatalentos de PlayStation y que impulsa Sony en España. Nació con la intención de dar apoyo al talento nacional, teniendo como objetivo «dar soporte a los estudios independientes de España cediéndoles un espacio donde trabajar de forma gratuita para ofrecerles asesoramiento continuo de los expertos de PlayStation España». A partir de ahora, además de sol, paellas y sangrías, ya podemos exportar zombis. De los virtuales, por ahora. De los políticos aún no hemos encontrado mercado.