Duelo de voces en las “batallas”

Lolita, Niña Pastori, Pastora Soler y Arkano se incorporan hoy como asesores de Rosario, David Bisbal, Vanesa Martín y Melendi en la nueva fase de «La voz Kids»

De dcha. a izda., Arkano, Niña Pastori, David Bisbal, Vanesa Martín, Pastora Soler, Rosario, Lolita y Melendi
De dcha. a izda., Arkano, Niña Pastori, David Bisbal, Vanesa Martín, Pastora Soler, Rosario, Lolita y MelendiAtresmedia

Llegan refuerzos para «coaches» de «La voz Kids», que ya no estarán solos para tomar decisiones que pueden ser trascendentales para ganar el «talent». Rosario ha respondido a la llamada de la sangre y nadie mejor que Lolita para que le asesore cuando tenga que descartar, o robar, a algunos de los niños que ya están en la fase de las «batallas». «Veía el programa desde casa y me hartaba de llorar. Es una experiencia que me atrae mucho, y mucho más si acompaño a mi hermana porque es muy especial para mí», afirma la actriz y cantante. No era el único aliciente. Volcada en los últimos años en el teatro y en «Tu cara me suena» –programa en el que participa como jurado– «estar en ‘‘La voz Kids’’ me permite reencontrarme con la música, además estoy rodeada de grandes compañeros». Las tensiones fraternales entre ambas no han existido a la hora de decantarse por un niño u otro porque «todos tenemos mucha experiencia y nos damos cuenta rápidamente quienes son los que tienen más sangre, más chispa y arte. Eso es fácil, lo que te da penita es tener que descartarlos».

A Pastora Soler le llamó directamente Vanesa Martín para trabajar codo con codo. Su relación viene de lejos, ya que han colaborado en un tema de Soler, «Vamos», además de actuar con ella en directo. «La admiro muchísimo y, además, es una gran amiga. Que Vanesa haya contado conmigo es un regalo para mí». La pareja de Niña Pastori es David Bisbal, al que califica como «una persona muy transparente y muy cercana, pero que esconde grandes sorpresas como su gran cultura musical». «Hay muchas razones para admirarle: tiene una carrera musical que para mí es impecable», comenta. La experiencia de trabajar con él ha sido como estar en un tiovivo porque es muy activo, en el plató no para de moverse, por lo que es imposible estar tranquila a su lado».

Capacidad de superación

Como al resto de los asesores, la sensación más agridulce es decir a un niño que no ha sido seleccionado, «aunque, al ver sus reacciones casi son ellos los que te tienen que consolar a ti porque tienen una capacidad de superar los contratiempos que es envidiable», explica. Todos tendrán que enfrentar a los robos que, como apunta Lolita, «es muy difícil gestionar porque solo se puede hacer una vez y, en mi caso y en el de Rosario, a lo mejor nos faltaba una voz más ‘‘funky’’ o más ‘‘popera’’ y no sabíamos si esperar a que surgiese o lanzarnos por el primero que nos gustase, aunque ya tuviéramos ese registro en nuestro equipo. Lo único bueno es que un niño seguía en el concurso».

Arkano, que estaba en Buenos Aires, cuando Melendi contactó con él, no se puede creer que esté en el «talent». «Me dijo: ‘‘Te voy a proponer una cosa muy loca, abre tu mente... ¿Quieres venir conmigo a ‘‘La voz Kids’’?’’. Por supuesto, flipé». El rapero, que se ha distinguido por la lucha contra la homofobia y el machismo en el rap español, no se va a quedar callado ante estos temas. «Les aconsejo que encuentren su verdad, no las que les imponen. Tienen que alejarse de las inercias que les dicen que tienen que ser el más ‘‘machito’’ y que deben tratar a las mujeres como objetos», sentencia para luego añadir con humildad: «Vengo aquí para representar el rap, si no lo hago bien, que me perdonen».