Los platós de televisión de Italia, sin público por el Coronavirus

La alerta en Italia se ha disparado de tal manera que se está evitando todo tipo de aglomeración, lo cual concierne a los platós televisivos

Plató de Rai, cadena italiana
Plató de Rai, cadena italiana

La alerta en Italia por el Coronavirus se ha disparado. Las universidades están cerradas, los comercios sellados, apenas hay gente por la calle salvo algún turista que quiere ver la Catedral de Milán aunque sea tapándose las vías respiratorias con una máscara. Durante el día de hoy, han sido siete las personas infectadas que han muerto por el COVID-19, noticia que ha producido que se cancele incluso el Carnaval de Venecia y que ha hecho que las zonas de Lombardía, Piamonte y Véneto inicien una cuarentena.

Las imágenes que se pueden ver en los informativos son desoladoras. Incluso el Teatro alla Scala de Milán ha cerrado sus puertas para evitar aglomeraciones. Y el mismo caso es el de los platós de televisión. Los presentadores de las pantallas italianas están hoy más solos que nunca: se ha tomado la precaución que, al igual que no se puede entrar en masa a lugares turísticos, tampoco se pueda rodar un programa con las gradas repletas de público.

Ya el domingo por la noche Barbara D’Urso, presentadora de “Live - Non è la d’Urso”, del Canale 5, hizo su aparición ante las cámaras sin audiencia física: “Sé que hay muchos de ustedes que nos están apoyando. Créanme, he estado haciendo este trabajo durante 43 años y es difícil hacer una transmisión en vivo tan larga sin sentir la energía de los invitados, hay un eco increíble”, dijo la periodista dirigiéndose a la cámara.

Asimismo, la emisora nacional pública de Italia, Rai, anunció antes de su programa de entrevistas, “Che tempo che fa”, que "como puede ver, el estudio está vacío. Como precaución, era recomendable hacer este programa sin el público, en palabras de su presentador Fabio Fazio. “Es una situación sin precedentes”, añadió, tras haber publicado horas antes en Twitter un vídeo en el que la mayor parte de su programa se dedicaría al Coronavirus. El programa registró ayer récord de temporada con 2,7 millones de televidentes y un 10,5% de audiencia.