Un cuarto de siglo de «Médico de familia»

Tal día como hoy de 1995 se estrenaba la serie que cambiaría la manera de ver, sentir y apreciar la televisión en España

Sí. Es posible que tus cenas de los martes se dedicaran a otros menesteres si naciste después de 1999. Pero si en 1995, hace cinco lustros o un cuarto de siglo, tenías unos 6 o 7 años, puede que te acuerdes de Nacho, Alicia, la Juani, Chechu, Marcial, y el resto de los componentes y satélites de la familia Martín en “Médico de familia”. Tal día como hoy, 15 de diciembre, de hace 25 años se emitía el primer capítulo de una serie que marcaría a toda una generación y que animaría a hacer y ver más series de factura española.

Cuando veas las imágenes y veas las escenas familiares y tararees la musiquilla, te extrañará que esa serie tuviera un principio. QUe en algún momento el doctor Nacho Martín, interpretado por un jovencísimo Emilio Aragón, tuviese una hermosa mujer, Elena, y no hubiera nacido ya casado con Lydia Bosch. En el reparto original les acompañaban también Pedro Peña (Manolo Martín), Luisa Martín (Juani Ureña, )Antonio Molero (Poli Moyano), Francis Lorenzo (Julio Suárez), Gemma Cuervo (Consuelo Moreno), Aarón Guerrero (Chechu Martín), Lola Baldrich (Gertru), Isabel Aboy (María Martín Soller), Marieta Bielsa (Anita Martín Soller), Jorge Roelas (Marcial González) , Ana Duato (Irene Acebal) y muchísimos más de los que no sabías ni sus apellidos.

La trama giraba alrededor de la vida del doctor Nacho Martín, que trabajaba en la clínica Ballesol, y que era viudo de Elena Soller (a quién interpretó en la cabecera y en las fotos Marta Molina). Una familia de clase media acomodada, con suegros, niños, abuelo y “chacha”, que consiguió triunfar, como dijo entonces “El Mundo” gracias no a gustar a todos, sino en no desagradar a nadie. La serie duró hasta 1999 y contiene en sus tramas, sus audiencias y su reparto varios hitos de la televisión española.

Esta claro que el reparto era coral, con actores de todas las edades y con cameos a la altura, como Montserrat Caballé, Montserrat Martí, Celia Cruz, Ricky Martin, Julen Guerrero, Yago Lamela, Pepe Navarro, Belinda Washington, María Teresa Campos, Iñaki Gabilondo, Fernando Ónega, Àngels Barceló, Antonio Lobato, Judit Mascó, José Coronado, Nacho Vidal o el más célebre, el de Britney Spears y la máquina de coca-cola.

Otro de los hitos de “Médico de familia”, es que fue la primera serie española en contar con un actor con síndrome de Down, Alberto Domínguez-Sol (Ernesto) en un papel fijo. También puso de moda los “crossover” y en el último episodio de la primera temporada, Nacho le dice a Gertru que un paciente vaya a buscar el medicamento a la farmacia de Lourdes Cano. Semanas después, Emilio Aragón apareció en el último episodio de Farmacia de Guardia en su papel de doctor Martín; en otro episodio, Alicia va a tomar algo en el mismo bar de la serie Más que amigos, donde aparece gran parte su elenco. Más adelante, Alicia aparece en un episodio de esta serie. En un capítulo final de temporada de “Periodistas” que precedía al estreno de una nueva temporada de “Médico de familia”, Laura Maseras (Amparo Larrañaga) finaliza diciendo a su equipo: “Bueno, vámonos, que tenemos un accidente de avión que cubrir”, refiríendose al final de la temporada anterior de “Médico de familia”, que concluyó con un accidente del avión en el que iban Nacho y Alicia.

Las audiencias conseguidas fueron el reflejo de la pasión por la serie, sus personajes y sus peripecias. Cada capítulo obtenía una media de más de 7 millones de espectadores que también fue superado por episodios puntuales, como la boda de la Juani e Hipólito (más de 9 millones), o la de Nacho y Alicia, que se anotó un 60% de “share” y fue visto por 10 millones de españoles. Por cierto, como en las buenas series americanas, fueron grabados dos finales, y en uno la boda no acababa bien.

El éxito también dio paso al uso y abuso del “product placement”, cientos de productos de marcas conocidas pasaron por aquella mesa de desayuno de la familia Martín en donde empezaban casi todos los episodios: galletas, leche, zumos, bollería industrial.... ¡hasta cajas de langostinos! También ayudó que los guinistas y los creadores, Emilio Aragón y Daniel Écija, vía Globomedia, fueron los suficientemente inteligentes para tocar todos los palos, todos los temas. no se amilanaron de nombrar las drogas, la inmigración, el SIDA, la anorexia, la violencia machista o el aborto.

Un cuarto de siglo de una serie que uniría familias enteras frente al televisor, interesadas por la cotidianeidad, las tensiones entre Nacho y Alicia, la muerte de Marcial y así hasta 119 capítulos y nueve temporada que llevan 25 años siendo historia de la televisión española... “Ehhhh... Cheeechuuuuu”.