Primer ‘edredoning’ en ‘Supervivientes’ | Lola tiene sexo con su novio delante de Palito Dominguín: “Casi termina salpicada”

La pareja no se corta y mantiene relaciones sexuales. Palito lo vio todo a menos de un metro de distancia

'Edredoning' de Lola e Iván Rubio en 'Supervivientes'
'Edredoning' de Lola e Iván Rubio en 'Supervivientes'La RazónTelecinco

Está claro que lo de Lola no se pueden considerar relaciones íntimas. La expretendienta de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ ha pasado de ponerle los cuernos a su exnovio Diego en ‘La Isla de las Tentaciones’ a acostarse con su nueva pareja, el futbolista Iván Rubio, delante de Palito Dominguín (y de toda España) en ‘Supervivientes’.

Lola ha sido la primera concursante que ha tenido el privilegio de recibir una visita. El pasado martes vimos el rómantico reencuentro entre ella y su novio en ‘Supervivientes: Tierra de Nadie’. “¡Ay no me lo puedo creer! Es el mejor día de mi vida”, dijo Lola con la llegada de Iván a Honduras. A ella le fascinó el olor de su novio y se lo comía con la mirada. Se abrazaron, se besaron, pero lo que no sabían en un principio era que iban a poder pasar una noche juntos.

Desde el reencuentro, Lola estaba eufórica y no paraba de soltar comentarios a su novio, a quien parecía que le intimidaban un poco las cámaras. Lola quería que se dejase de rodeos y le diera un beso con “lengüi”. “Mi bombón. ¡Dios, cómo te amo! Es que te echaba muchísimo de menos...”, le decía ella.

El programa hasta les preparó una esterilla de matrimonio para dormir (y lo que surja) cómodamente. Evidentemente, lo primero que pensó Lola no fue en descansar por la noche, sino en tener una noche de pasión. “Tú aquí me haces un hijo. Aquí me fecundas”, dijo una Lola ya desatada por la emoción de volver a ver a su pareja.

Parece que la experiencia extrema que está viviendo Lola ha reforzado su amor por Iván hasta el punto que ya piensan en un futuro a largo plazo juntos. “¿Entonces hay boda?”, comentó Iván. “Por supuesto. No sé cómo no me has traído aquí el anillo...”, le respondío ella.

Todo parecía ideal, casi como una luna de miel en un resort de lujo del Caribe, salvo por un pequeño detalle: no estaban solos. Palito Dominguín se ha convertido en la fiel compañera de Lola en la Isla Destierro, aparte de las cámaras del programa. De hecho, la hija de Lucía Dominguín ya se olía que la noche iba a ser larga.

Llegó la hora de “dormir” y Palito se dio cuenta de que le iba a tocar ser testigo de la noche de pasión entre la pareja. Ya estaban todos acostados y la concursante vio que o se dormía u observaba el edredoning de Lola e Iván. “Es para que la gente vote: ¿quieres que siga puteada más tiempo o la sacamos y la enviamos a ‘playa confort’?”, bromeó Palito. Al final se durmió y la manta de Lola e Iván cobró vida.

Palito estaba tan cerca de ellos que en el plató se desataron las bromas. “Menos mal que estaba con la manta, porque hubiera terminado salpicada”, le dijo Jorge Javier Vázquez a Lucía Dominguín. A la madre de Palito no le hizo gracia la situación surrealista que tuvo que vivir la concursante: “Eso es indigno”.