MENÚ
domingo 25 agosto 2019
13:48
Actualizado

Parte de Rafaelillo: «Cornada envainada en hemitorax izquierdo»

El diestro fue empotrado violentamente contra las tablas

  • Rafelillo en imagen de archivo
    Rafelillo en imagen de archivo

Tiempo de lectura 2 min.

14 de julio de 2019. 22:14h

Comentada
Patricia Navarro Pamplona. 14/7/2019

El destino tiene sus cartas guardadas y todo lo que pasa en una plaza de toros es pura incertidumbre. Versaba el miedo sobre “Rabanero”, que había sido el toro que había herido a tres corredores por la mañana en el encierro y le tocó en suerte a Rafaelillo. Con una dignidad tremenda lo lidió el torero murciano y se decidía a lo mismo con el cuarto, con la muleta, de rodillas en el tercio, cuando el toro, como si se la tuviera guardada, le cogió de una manera espeluznante estampándole contra las tablas como un muñeco. Intentó reponerse, pero tuvo que irse a la enfermería. No quedaba otra. Con el toro en cuestión se quedó Octavio Chacón, que había sido silenciado en su primero.

Juan Leal en una faena muy expuesta y de mucho mérito dio una vuelta al ruedo. Y perdió los trofeos porque la espada cayó más abajo de lo que quiso.

Parte médico de Rafelillo: «Cornada envainada en hemitorax izquierdo con múltiples fracturas costales, hemotorax e inestabilidad hemodinámica. Pronóstico grave.»

Últimas noticias