Ha muerto el Toronto, el último grande del toreo cómico

El pasado día 16 falleció, en el Hospital de la Ribera de la ciudad valenciana de Alcira, Julián Melero “El Toronto”, quien no pudo superar las graves secuelas de un ictus padecido unas fechas antes. Había nacido hace 69 años en la localidad conquense de Puebla de Almenara, aunque se crió en la ciudad madrileña de Arganda y a mediados de los años setenta del pasado siglo se instaló definitivamente en Valencia.

Tras unos juveniles intentos por ser torero, sus primeros pasos en el mundo del espectáculo los dio haciendo imitaciones y parodias de famosas y folklóricas en teatros y salas de fiestas, pasando a formar parte mas tarde de El Empastre. Posteriormente se integró en el espectáculo cómico taurino musical Los Bohemios, con el que estuvo mucho tiempo y se hizo un nombre, formando después su propio grupo, El Toronto y sus monos toreros, en el que actuaron en la parte seria César Rincón o Gregorio de Jesús y, cómo cómicos, el Gran Tomasín. Con este espectáculo estuvo durante muchos años en todas las ferias y plazas de España y en muchas de Francia y América, actuando más de cien tardes por temporada hasta que en el año 2000 decidió retirarse. Fue siempre una persona afable y trabajadora, siempre dispuesta a ayudar a sus empleados y subordinados y se le puede considerar como el último grande del toreo cómico.