Países Bajos, a por su quinta victoria en Eurovisión

La gala del certamen se emite mañana en La 1 con Holanda como clara favorita, con un 47 por ciento de posiblidades, según las casas de apuestas mientras que España no está en el “top ten”

  • Uno de los ensayos de Miki en Tel Aviv
    Uno de los ensayos de Miki en Tel Aviv
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de mayo de 2019. 09:57h

Comentada
Cecilia García.  Madrid. 17/5/2019

Los holandeses ya se están frotando las manos ante el que puede ser su quinto triunfo en el certamen, tras ganarlo en 1957, 1959, 1969 y 1975. Es verdad que han pasado muchas décadas pero Duncan Laurence les ha devuelto la esperanza. Su sobria puesta en escena –se ha hecho un «Salvador Sobral», ya que aparece solo en el escenario con el acompañamiento de un piano– y el tema «Arcade» ha seducido a muchos. No lo dicen las encuestas, que son bastante volátiles; lo corroboran las casas de apuestas que tienen más credibilidad, aunque solo sea porque los usuarios se gastan una cantidad de dinero para votar a sus favoritos. A Holanda le dan un 47 por ciento de posibilidades de que consiga el premio. A mucha distancia, un 11 por ciento, está Australia, que superó las semifinales y soprendió por su puesta en escena. Le sigue la omnipresente Suecia, que logra un seis por ciento, y Rusia, que se queda en un cuatro. En las casas de apuestas no se paga más de un 1,6 euros por uno invertido a favor de la candidatura de Países Bajos.

Alemania, la última

¿Y España? Aunque progresa adecuadamente –va subiendo escalones poco a poco, tanto como los que baja Miki en la actuación– se sitúa en la decimosegunda posición, con un 1 por ciento de apoyo. Si se quiere hacer el negocio del siglo lo mejor es apostar por Alemania, la última en la clasificación, ya que por cada euro que se invierta para que sea ganadora le reporta al valiente que lo haga entre 251 y 751 euros.

En Eurovisiónworld.com se puede apostar prácticamente por todo. A saber: los que terminarán en el «top 3», «top 4», «top 5», 10 y 15, qué país quedará el último, cuál es la nación balcánica que tendrá mejor suerte, al igual que el nórdico. La mayor alegría que ha recibido Miki por el momento es que, tal y como quería, actuará en el último lugar. Eso ni es bueno ni malo ni todo lo contrario. A su favor es que, al ser la canción con la que finalizará la gala, será la que tanto los votantes como los respectivos jurados tendrán más fresca en la memoria. En contra juegan dos factores: si no ha gustado previamente es muy difícil que pueda hacer cambiar de opinión a los que ya tienen una idea preconcebida. Tampoco hay que desmerecer que en ese momento habrá una saturación de canciones e intérpretes, por lo que el factor cansancio puede ser determinante.

Por suerte para el especáculo –que se podrá ver hoy en La 1 a partir de las 21:00 horas– el sorteo de orden de aparición ha sido favorable, ya que los países que han creado más expectación están estrategicamente situados para que no haya puntos muertos entre tanta morralla, que la hay y mucha. Abrirá el evento Malta. Holanda será la decimosegunda actuación; Suecia, la novena; Rusia, la quinta y Suiza la vigesímocuarta. No es la primera vez que la representación española ocupa este lugar y no nos ha dado mucha suerte. Entre las que pasaron por ese trance están Soraya Arnelas y Betty Missiego con «Su canción» que, en 1979, aunque quedó segunda, no logró alzarse con el premio justamente por la quijotada del jurado de nuestro país, que le dio la máxima puntuación a Israel, que logró alzarse con la primera posición para disgusto de nuestro país.

Últimas noticias