Andrés Martín: "Quiero seguir cantando en el Metro de Madrid"

El cantante callejero gana "La Voz" de Antena 3, la edición más vista en los últimos tres años

  • Andrés y su “coach”, Pablo López
    Andrés y su “coach”, Pablo López /

    Atresmedia

Madrid .

Tiempo de lectura 4 min.

11 de abril de 2019. 20:30h

Comentada
Cecilia García.  Madrid . 11/4/2019

Sensación de mareo e irrealidad. Así se sintió Andrés Martín cuando Eva González dijo que era el ganador de «La Voz» tras una impecable versión del clásico de Percy Sledge «When a Man Loves a Woman» superando así a sus compañeros Ángel Cortés, María Espinosa y Javi Moya. Ayer, junto a su «coach», Pablo López, el joven que ha ganador el «talent» de Antena 3 seguía manteniendo esa fragilidad y timidez que le ha acompañado durante el concurso. Lo primero que quiso hacer es no olvidarse de dónde viene: «En febrero se cumplieron dos años desde que empecé a tocar en la Línea 10 del metro. Era el cumpleaños de mi padre, no tenía dinero para comprarle un regalo . Logré algunos euros y seguí. Algunas veces he tirado la toalla, pero a los dos días mi madre me decía que volviese a cantar en los vagones porque estaba de muy mal humor», explica bajo la mirada arrobada de López, que, hace unos días compartió la experiencia con él, «ya había vivido la experiencia en Londres, pero fue mágico. Soy un colgado de la música como él».

¿Por qué decidió López hacer esta actuación con él? «Al día siguiente de la semifinal pensé: ''Andrés se puede volver un idiota con la fama que da la televisión porque te llama todo el mundo, recibes halagos...'' No quería que le pasase a él». Con la elección de «When a Man Loves a Woman», el cantautor madrileño se quitó una espinita que llevaba clavada desde que en una gala previa a los Grammy Latinos. Tenía que interpretar este tema «pero después de ensayar con los músicos me raje, nunca la canté». Martín no sintió tanta presión porque, a medida que se sucedían los programas, «me he ido soltando, he estado cada vez más cómodo y, gracias a ello, te entregas. Mi actuación es como soy yo: apenas me muevo, cierro los ojos y me dejo llevar. En ''La Voz'' he aprendido a valorarme a no castigarme, a perdonarme si me equivoco y a disfrutar». Lo dice una persona que, a pesar de que ya se ha despojado de la mochila del «bullying» que sufrió en su infancia, admite que, aunque pagó un peaje demasiado alto, gracias a él encontró refugio en la música, «por despecho a la vida, por sufrimiento y por dolor».

Dignificar la profesión

Esa catarsis no ha sido en balde porque ahora le espera un concierto en julio en el WiZink de Madrid junto a los «coaches», los asesores y los finalistas, otro en agosto en el Starlite Festival de Marbella, junto a otros artistas invitados –ante lo que exclama López: «¡Tío, a mí me costó años conseguirlo!»– y la grabación de un disco para el que ya tiene título: «Línea 10», la que recorría cada día, desde Plaza de Castilla a Batán. En él va a contar con algunos compañeros que ha conocido en el suburbano de Madrid. «Ofrecemos arte en las calles y quiero dignificar este trabajo», comenta quejoso después de que la alcaldesa, Manuela Carmena, haya vetado algunas calles y plazas del centro, además de obligarles a cumplir un horario. Por lo pronto, en cuanto se tome unos días de descanso quiere volver a los andenes, tanto que afirma entre lágrimas: «Haré todo lo posible para volver y que me dejen porque sé que me va a costar mucho levantarme todas las mañanas y no poder seguir siendo yo».

Durante el encuentro con los periodistas, López no dejaba de bromear con que él nunca ha ganado nada, ni la edición de «Operación Triunfo», en la que participó en 2008, ni un Grammy. Eso sí, no le echa cuentas porque sí que ha logrado vencer en «La Voz», sobre todo, «porque he aprendido mucho, es una experiencia muy intensa que te deja KO. Ya dije cuando cantó uno de ellos que yo había tenido un mal día y que al ver su entrega, me recordó lo bonita que es la vida».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs