Esta es la historia de la madre de las carreteras, la Ruta 66

Recorrer The Main Street of America es hoy para muchos un sueño, pero en su día fue una vía de escape para los estados sumidos en una profunda crisis

La Ruta 66 es hoy un sueño para muchos. Esta mítica carretera famosa en todo el mundo, que ya casi tiene un siglo de antigüedad, es conocida como la madre de las carreteras y como The Main Street of America. A pesar de su popularidad posiblemente pocos conozcan el origen de esta infinita vía, la cual ha cambiado por completo la historia de un país entero. Esta carretera se empezó a construir en el año 26 encomendada por el gobierno de EEUU, con el objetivo de aprovechar los tramos de carretera ya existentes para ahorrar costes, e impulsada por un emprendedor de Tulsa (Oklahoma) llamado Cyrus Avery, con el fin de unir Chicago con los Ángeles. El recorrido originariamente discurría de Chicago (Illinois) a Los Ángeles pasando por Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, New Mexico, Arizona y California, con un distancia total de 3.939 kilómetros.

Fue el 11 de noviembre de 1926 cuando se inauguró convirtiéndose así en una de las primeras vías de la Red de Carreteras Federales de EEUU, aunque en ese año solo estaban asfaltadas 800 millas de esta ruta. De hecho la carretera tardó más de una década en terminarse y hasta el año 1937 no estuvo asfaltada en su totalidad, pasando a ser la primera vía completamente asfaltada de todo el país. En 1928 los constructores de la Ruta 66 organizaron una carrera a pie de costa a costa a lo largo de la Ruta 66, para dar publicidad a la carretera.

Ya en el año 29, con la gran depresión americana, La Ruta 66 se hizo además de necesaria muy conocida en el país. Y es que los ciudadanos la usaban como vía de escape para huir de la crisis a estados de la costa oeste donde buscaban una nueva vida. De hecho, aunque hoy en día el desierto de Arizona es uno de los grandes atractivos de la ruta, en esta época sufrió un masivo éxodo de los agricultores de Oklahoma que se dirigían a California en busca de oportunidades. Esta situación multiplicó la repercusión de la ruta 66, no sólo como vía de paso cada vez más concurrida e impulsó la economía. Año a año comenzaron a construirse hoteles, moteles, restaurantes de carreteras, talleres mecánicos y gasolineras junto al asfalto.

Ya en los 50 seguía gozando de popularidad, en esta época y ya superada la crisis del crack del 29, los ciudadanos buscaban viajar hacia el oeste en busca de playa y un clima mejor. Sin embargo, una década después comenzó a perder peso en el país y en el 85 fue descatalogada como carretera oficial y comenzó a deteriorase a un ritmo vertiginoso. En los 90, la Ruta 66 resurgió de sus cenizas y fue reconvertida en la ruta turística que a día de hoy sigue atrayendo a miles de personas. Sin embargo, ya no se puede recorrer la ruta original, aunque si casi un 90% de esta.

Actualmente, muchos reclaman que el gobierno de EEUU declare a la Ruta 66 como la mother road o como Monumento Nacional. A este respecto, Missouri la ha nombrado State Historic Route (Ruta Estatal Histórica) y también ha obtenido reconocimientos oficiales en Arizona, Nuevo México y California. A día de hoy, casi un siglo después de su inauguración la ruta sigue recorriendo los ocho estados originales y ya se ha convertido en el viaje que todo amante del motor tiene y quiere hacer en la vida.

Datos curiosos de la Ruta 66

  1. Si recorres los 3.940 km actuales , de Chicago a los Ángeles, pasarás por tres cambios horarios.
  2. La gasolinera Texaco es la única que ha funcionado desde que se inauguró la Ruta 66 hasta hoy en día.
  3. También es conocida como“La carretera de Will Rogers”. Este nombre fue elegido por la U.S. Highway 66 Association en el año 1952, dedicada al humorista Will Rogers.
  4. Hay dos “puntos negros” en la ruta: el tramo conocido como “la curva del hombre muerto”, cerca de Towanda y el puente neblinoso en Missouri llamado “el codo del diablo”.
  5. La carretera no estuvo señalizada durante su primer año.
  6. Cerca de un 70 % de su extensión se hace en línea recta.
  7. Fue John Steinbeck el que bautizó en Las uvas de la ira (1939) a la Ruta 66 como The Mother Road, la ruta madre.
  8. Los mapas actuales no incluyen la antigua Ruta 66, y no quedan señales originales .
  9. Elvis Presley se solía alojar en el Best Western Trade Winds Motel en Clinton, Oklahoma.
  10. La cultura de los indios americanos se hizo turística y los moteles en forma de tipi ganaron peso en la Ruta.