Machu Picchu: «Las fotos no son suficiente, necesitas estar aquí»

Perú invita al viajero a conocer su legado histórico de forma gratuita durante todo 2020

El Gobierno peruano, incentivado por la crisis global que enfrenta el sector del turismo a nivel internacional, ha hecho una invitación a los viajeros del mundo a conocer a sus más grandes tesoros de forma gratuita. Es así como este año, el santuario inca de Machu Picchu, una de las ocho maravillas del mundo moderno, pretende atraer a más visitantes.

La normativa promovida por el Ministerio de Turismo de Perú (Mincetur) va dirigido a nacionales y extranjeros, quienes no solo podrán tener acceso libre al emblemático monumento, sino también incluirá a más de 55 sitios culturales y 22 áreas naturales protegidas a nivel nacional. Según lo dispuesto por el estado peruano, este beneficio podrán disfrutarlo los servidores públicos, niños, adolescentes y personas adultas mayores, desde el 1 de julio al 31 de diciembre de este año. El ofrecimiento se ha realizado teniendo en cuenta las medidas de seguridad que exige la emergencia sanitaria por coronavirus, ya que son miles de trabajadores quienes viven de esto.

Los datos oficiales de Perú, apuntan que los patrimonios culturales con mayor atracción para los turistas son el Santuario Histórico de Machu Picchu, la Reserva Nacional de Paracas en el departamento de Ica, el Museo de Tumbas Reales del Señor de Sipán, que agrupan cerca de tres millones de turistas anuales.

En los últimos años, la ciudad imperial del Cusco, no solo se ha destacado por el mundialmente conocido Machu Picchu, sino también por su naturaleza, que lo hace un lugar ideal para hacer deporte de aventura y además por su gran vida nocturna.

Así le explica a LA RAZÓN, Chris Doyle, gerente general en Cusco, de «Wild Rover», una de las franquicias de hostels más grandes de Sudamérica, quien lamenta la situación que deja la epidemia. Solo en Perú, la cadena cuenta con cinco establecimientos en los lugares más visitados del país (Arequipa, Cusco, Ica, Máncora y la frontera con Bolivia). El encargado, que lleva más de cinco años trabajando para la franquicia, se declara un enamorado de la ciudad, siendo de origen irlandés, desde que llegó al país no ha sido capaz de dejar la ciudadela inca. «Las fotos no son suficiente, necesitas estar aquí, necesitas ver Cusco y ver el Machu Picchu», confiesa Doyle. «Contemplar la ciudad, caminar por sus calles, creo que todos en el mundo se merecen comer aquí y perderse en la cantidad de actividades que la geografía permite hacer», añade.

Tanto Cusco como varias de las ciudades de Perú, con el tiempo han ido incrementando su oferta cultural, ya que el país privilegiado en su ubicación, cuenta con todo: costa, sierra, selva y una de las mejores ofertas culinarias del mundo.

Precisamente la gastronomía es otro de los factores que le ha añadido valor al país. A inicios de este año, el prestigioso diario norteamericano «The New York Times» eligió a Lima como el mejor destino para visitar durante el 2020, destacando de la capital su comida, la arquitectura y la variedad de lugares de entretenimiento. Así también lo hicieron el matrimonio Obama a través de sus redes sociales y la conocida actriz de Juego de Tronos, Emilia Clarke, quien apuntó a Perú como el lugar de sus sueños.

Para el estado peruano, el turismo representa casi el 4% del Producto Bruto Interno (PBI) nacional y es el tercer generador de divisas para el país. Solo en 2018 y 2019, el país subió su margen de visitas y recibía más de cuatro millones y medio de turistas extranjeros al año. Al inicio de 2020, el presidente ejecutivo de Promperú, Luis Torres, se proyectaba con la intención de duplicar las cifras obtenidas y hacer crecer el sector hasta en un 10%, proyecto que tendrá un previsible cambio a efectos de la Covid-19.

Por ahora, la pandemia mantiene toda la energía peruana paralizada, pero con ganas de volver. «Desde que llegó el virus, incluso antes de que el estado decida cerrar las fronteras, hemos sido muy responsables con la recepción de nuestros huéspedes, ya que en su mayoría, estos vienen del extranjero», comenta Doyle. Asimismo, asegura que están listos para reabrir en cuanto el Gobierno lo disponga, aunque son conscientes de que las cosas serán diferentes, confía en que el país llenará con su calidez las cicatrices que dejará el virus.

Por su parte, el Gobierno peruano aún viene haciendo grandes esfuerzos para combatir el brote del nuevo coronavirus, poder brindar a los viajeros del mundo entero seguridad y la mejor de las experiencias para poder disipar este mal momento que ha golpeado al mundo entero.