El Cuartel del Mar, la perfecta fusión de cultura y cocina

El Cuartel del Mar, en Chiclana, ha sido reconocida como Espacio revelación en la IX edición de los Premios VD Viajes de LA RAZÓN

Quien no arriesga, no gana. Y desde luego hay muchas ocasiones en las que se cumple. Este verano, el más complicado de la historia del turismo, la empresa de restauración madrileña Azotea Grupo se ha lanzado a la aventura de inaugurar El Cuartel del Mar, en Chiclana de la Frontera, un ambicioso proyecto de hostelería, cultural y de ocio, ubicado en el antiguo cuartel de la Guardia Civil de la Loma del Puerco que ha permitido crear 50 puestos de trabajo. Y a tenor del éxito cosechado, el atrevimiento ha merecido la pena, tanto que LA RAZÓN ha reconocido este proyecto en la IX edición de sus Premios VD VIAJES como Espacio revelación de playa. Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, fue el encargado de entregar la estatuilla a Cristina Lasvignes y José Manuel García, fundadores de Azotea Grupo y artífices de El Cuartel del Mar, quienes confiesan que «se trata de un auténtico orgullo que nos distingan con este premio. Desde que hemos inaugurado en junio, el feedback en general que hemos recibido ha sido muy bueno, y este premio nos viene a confirmar que parece que hemos hecho las cosas bien, y que hay que seguir trabajando para hacerlo aún mejor».

El Cuartel del Mar se encuentra en un entorno único que lo convierte en un mirador privilegiado de la espectacular playa de la Barrosa. «Nos sitúa en un punto mágico para disfrutar de, los que dicen, son los mejores atardeceres del mundo. Además, el edificio, una antigua casa cuartel de la Guardia Civil, guarda entre sus muros más de 100 años de historia, que gracias al gran trabajo de la arquitecta Paula Rosales y la interiorista Alejandra Pombo, siguen muy presentes a día de hoy», aseguran sus creadores, quienes hacen hincapié en que gran parte del éxito de este lugar es, por supuesto, «la gastronomía, muy cuidada y en sintonía con los productos de la zona, que ofrecemos de la mano de nuestro chef Manu Berganza. La misma sintonía con la que nuestro mixólogo Luca Anastasio ha realizado una carta de cócteles sorprendente y muy original. Y por último nuestra programación cultural y de ocio, que ofrece a los clientes la posibilidad de disfrutar de música en vivo, talleres de artesanía o teatro, del avistamiento de aves como la espátula o de realizar cursos de surf, excursiones en bici o paratrike. Sin olvidar a todo el equipo, muy profesional y del que estamos muy orgullosos, pues ha sido la pieza clave para que todo haya funcionado tan bien como lo ha hecho».

Y el Cuartel del Mar no es sólo un sueño de verano, ya que, tal y como confirman sus creadores, «a día de hoy seguimos funcionando fenomenal y nuestra intención es seguir abiertos todo el año. De hecho, Manuel Berganza ha preparado una carta de cara a los meses más fríos que hará que el Cuartel siga siendo una oferta de lo más apetecible durante todo el año».