Albariza Hotel, mejor hotel boutique

El alojamiento de 4* superior, emplazado en una antigua bodega en Sanlúcar de Barrameda, ha sido elegido Mejor Hotel boutique en la IX edición de los Premios VD Viajes de LA RAZÓN

Patio interior del alojamiento Albariza Hotel Boutique, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz
Patio interior del alojamiento Albariza Hotel Boutique, en Sanlúcar de Barrameda, CádizAlbariza HotelAlbariza Hotel

Pasión, mimo y mucha dedicación son las palabras que mejor definen el buen hacer de Francisco Pérez Maroto y de Belén Fuentes al frente de su proyecto más personal: Albariza Hotel Boutique, un coqueto alojamiento de cuatro estrellas superior ubicado en el corazón de Sanlúcar de Barrameda que abrió sus puertas en agosto en medio de la tempestad de la Covid-19, pero cargados de fuerza y de entusiasmo. De hecho, a pesar de su «juventud», el alojamiento ha logrado alzarse con el reconocimiento al Mejor hotel Boutique en la IX edición de los Premios VD VIAJES de LA RAZÓN. De la mano de Irene García, presidenta de la Diputación de Cádiz, Francisco y Belén recibieron orgullosos este galardón que, según confiesan, «supone mucho para nosotros y seguro que para esta maravillosa ciudad, Sanlúcar. El hotel lo abrimos en una situación muy compleja, hemos trabajado muy duro para ponerlo en marcha, porque la pandemia no nos lo ha puesto fácil, pero tampoco nos hemos rendido, resistimos los efectos de la primera oleada y seguiremos luchando». Y es que, a pesar de los contratiempos y las dificultades, tal y como aseguran sus fundadores, «recibir un premio como éste es algo muy gratificante y a la vez muy importante, pues nos motiva para seguir mejorando día a día y cumplir las expectativas de los que participamos en este proyecto, clientes, partners, proveedores y equipo».

Irene García fue la encargada de entregar el trofeo a Francisco Pérez y a Belén Fuentes
Irene García fue la encargada de entregar el trofeo a Francisco Pérez y a Belén FuentesKiko HurtadoKiko Hurtado

Ubicado en pleno centro de Sanlúcar, con acceso a pie a los principales puntos de interés del pueblo, el hotel ocupa un espacio dedicado en el S.XIX a bodega. Ahora, gracias a un trabajo muy minucioso, conserva la esencia de casa sanluqueña que fue, convirtiéndose en un agradable hotel boutique de apenas 15 habitaciones en el que el trato personalizado es su mejor carta de presentación.

Cuenta con un patio andaluz exterior, salón de lectura con cafetería, donde sirven desayunos, aperitivos y realizamos jornadas gastronómicas; terraza solarium y dos espacios para eventos. «Nuestro hotel está ubicado en lo que en el siglo XVIII fue una bodega y se llama Albariza en honor al color y el nombre de estos suelos que dan vida a la uvas, que hacen uno de los vinos considerados únicos en el mundo: la Manzanilla de Sanlúcar. De nuestro amor por esta tierra nace el sueño de crear un hotel con alma, con personalidad, con esencia, la esencia de las casas sanluqueñas, que hemos fusionado dotándolo de la última tecnología, dando lugar a un hotel respetuoso con el medio ambiente, ecológico, libre de plásticos y autosuficiente a nivel energético, estamos muy orgullosos de ello», confiesan sus fundadores, quienes hacen hincapié en que «es quizás esta combinación de tradición y modernidad, junto a nuestro amor por Sanlúcar presente en cada rincón del hotel, lo que le confiere de un carácter especial y único».

Nacido en plena pandemia, a pesar de las adversidades el balance del verano ha sido positivo, «y los huéspedes que hemos tenido ya planean su vuelta», aseguran Belén y Francisco. «La realidad nos ha obligado a adaptarnos a la situación actual con un alto nivel de autoexigencia en la seguridad sanitaria. Hemos tenido que cambiar mucho los planes previstos y muchas ideas ahora imposibles de llevar a cabo han quedado aplazadas, pero las retomaremos cuando se pueda, ideas y ganas no nos faltan, y esperamos sorprender con ellas, siempre con un denominador común: la calidad», avanzan.