Sociedad

¿Es legal dormir en el coche?

Pernoctar en tu vehículo es perfectamente legal. Aunque tienen que cumplirse estas tres condiciones:

Dormir en el coche puede ser una opción razonable para los más aventureros y para los más resistentes | Fuente: Dreamstime
Dormir en el coche puede ser una opción razonable para los más aventureros y para los más resistentes | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

El verano y el buen tiempo que siempre le acompaña están a la vuelta de la esquina. Y muchos jóvenes (que -por definición- están “pelados”) se plantean cómo disfrutar del mejor viaje… al menor precio posible. Y ellos tienen una ventaja de la que muchos otros no disfrutan: su juventud les permite tumbarse en cualquier sitio, colocarse en una postura tremendamente incómoda... y despertarse unas pocas horas después como si nada hubiera pasado. Y por eso, la opción de dormir en el coche puede resultarles tan apetecible.

Pero, ¿es legal dormir en el coche?. Pues sí, es perfectamente legal. Al fin y al cabo, tu coche es tu propiedad… y tu propiedad es tu castillo. Así que, ¿Por qué no vas a poder utilizarlo como buenamente quieras?. De hecho, en algunas ocasiones es la mejor opción. Por ejemplo, si llevas varias horas conduciendo y necesitas descansar, lo mejor que puedes hacer es estacionar tu vehículo en cualquier área de descanso y echarte una cabezada; y si has salido de fiesta con tus amigos, y el conductor designado se ha dejado llevar más de la cuenta... también es aconsejable dormir directamente en el interior de tu vehículo, en vez de ponerte en peligro a ti y al resto de usuarios de la vía.

Si llevas varias horas conduciendo y necesitas descansar, lo mejor que puedes hacer es estacionar tu vehículo en cualquier área de descanso y echarte una cabezada | Fuente: Dreamstime
Si llevas varias horas conduciendo y necesitas descansar, lo mejor que puedes hacer es estacionar tu vehículo en cualquier área de descanso y echarte una cabezada | Fuente: Dreamstime FOTO: Dreamstime Dreamstime

¿Qué dice la ley?

Sin embargo, hay algunos matices que deben tenerse en cuenta. Hay tres condiciones que se deben cumplir para evitar que ningún agente de la autoridad te coloque una “receta”. Y no es un asunto baladí, porque el incumplimiento de cualquiera de estos requisitos se consideraría una infracción de aparcamiento indebido... lo que vendría acompañado de la pertinente sanción de 200 euros.

  • El vehículo debe estar correctamente estacionado, en una zona habilitada para ello y respetando las señales de limitación del mismo (líneas de delimitación, horarios de aparcamiento, etc.) Es decir, que lo que no está permitido es estacionar en espacios públicos o privados que carezcan de autorización para ello.
  • Los impuestos del vehículo deben estar pagados y el seguro obligatorio debe estar en regla.
  • No se pueden colocar elementos que aumenten el perímetro del vehículo, cómo mobiliario, toldos, dispositivos de nivelación, etc. Tampoco se pueden verter líquidos al suelo o emitir ruidos molestos. En caso de que esta condición se incumpla, lo que estaríamos haciendo no sería pernoctar... sino acampar. Y eso tiene una regulación diferente, con espacios habilitados diferentes.
Cuando colocamos elementos que aumentan el perímetro de nuestro vehículo, lo que estamos haciendo no es pernoctar... sino acampar | Fuente: Europa Press
Cuando colocamos elementos que aumentan el perímetro de nuestro vehículo, lo que estamos haciendo no es pernoctar... sino acampar | Fuente: Europa Press FOTO: ACIERTO.COM

También conviene hacer una pequeña salvedad: cuidado con los parques nacionales. Es lógico que muchas personas quieran aprovechar las vacaciones de verano para visitar uno de los muchos parques naturales que tenemos en nuestro país. Y que -para ahorrarse un dinero- decidan dormir en el coche. Pero si este es el caso, más vale que se aseguren por adelantado de que la normativa del propio parque se lo permite. Porque hay muchos parques naturales... y cada uno de ellos tiene una legislación propia.