Revelan el nombre del asesino de JFK y la verdadera causa de la muerte de Marilyn Monroe

El actor de “El padrino” Gianni Russo, con estrechos vínculos con la mafia. afirma que Frank Sinatra facilitó un plan para extorsionar a los Kennedy

El asesinato de John Fitzgerald Kenneddy el 22 de noviembre de 1963 sigue generando todo tipo de especulaciones y teorías de la conspiración 55 años después. El presidente más joven después de Roosevelt en llegar a la Casa Blanca fue tiroteado en Dallas por Lee Harvey Oswald cuando realizaba una visita de estado en su Lincoln Continental descapotable. Pero la versión oficial no convenció a muchos, que veían a Oswald incapaz de llevar a cabo el sólo el crimen. Por ello, las teorías de la conspiración han apuntado a la CIA, la KGB, a los masones, a la Reserva Federal y, cómo no, a la mafia.

Esta última tenía que ver con la lucha contra las mafias iniciadas por JFK a su llegada al poder, que desató la guerra entre las bandas rivales. Eso provocó que el Fiscal General Robert Kennedy los comenzara a procesar, algo que hasta el momento no se había producido. En esta teoría, Frank Sinatra tuvo un papel importante, debido a sus conexiones con estas organizaciones y con la amistad que tenía con alguno de los miembros del clan Kennedy.

Ahora, el actor de "El padrino" Gianni Russo ha vuelto a rescatar esta teoría y ha aportado nuevos datos, que implicarían a Sinatra en la muerte de JFK y relacionaría su asesinato con la muerte de Marilyn Monroe que, según defiende, no fue accidental. Russo tenía fuertes conexiones con los jefes de la mafia italiana Frank Costello, Sam Giancano y Carlo Gambino, convirtiéndose en parte de su círculo íntimo.

En una entrevista exclusiva con DailyMailTV, el actor indicó que la mafia pretendía extorsionar a los Kennedy para que dejaran de perseguirlos. Así, en agosto 1962, con la ayuda de Frank Sinatra, el jefe del crimen organizado de Chicago, Sam Giancana, acudió con sus secuaces al casino Cal Neva Lodge & Casino cerca del lago Tahoe (Nevada), donde Monroe estaba Sinatra. El actor defiende que pretendían grabar a la "ambición rubia" haciendo un trío con JFK y con su hermano Robert 'Bobby' para poder extorsionarlos. La mafia quería llegar a Kennedy y la mejor manera de hacerlo era a través de Monroe. Su plan era grabar la escena y luego obligar a los Kennedy a invadir Cuba y devolver los casinos a los miembros del crimen organizado norteamericanos. Según Russo, los planes se vinieron abajo porque Robert y su padre Joe Kennedy acudieron a la cita pero JFK no se presentó.

Pero el fracaso de esa cita provocó indirectamente la muerte de Monroe. Russo defiende que Marilyn no murió de una sobredosis de barbitúricos como dictaminó el examen forense y que el responsable fue un hombre conocido como El Doctor. Este anestesiólogo, que además era un asesino a sueldo de la mafia, le inyectó oxígeno a través de su región púbica que le provocó una aneurisma y finalmente la muerte.

Según las explicaciones del actor de "El padrino", la mafia lo hizo para silenciar a la actriz que amenazó con acudir a los medios para contar que la mafia pretendía extorsionar a los Kennedy. Cuando Marilyn llegó al hotel en el que se había preparado la encerrona y se enteró de los planes de los mafiosos, "se volvió loca gritando, '¡Voy a la prensa! ¡No soy la muñeca de trapo de nadie!". en palabras de Russo, la ambición rubia supo en ese momento que era el principio del fin para ella y que los Kennedy la querían muerta.

A pesar de ello, indicó que Monroe podría estar viva todavía si su ex marido Joe DiMaggio hubiera acudido a rescatarla. Tres días antes de su muerte, Monroe le llamó para que fuera a buscarla, pero DiMaggio nunca apareció: "Marilyn Monroe todavía podría estar viva hoy si hubiera venido a recogerla esa noche". Pero esa noche ocurrió algo inesperado. Según relató Russo, Di Maggio estaba en la misma ciudad y pudo ir a buscarla, pero antes llamó a Sinatra. El cantante fue el que orquestó todo el plan de extorsión para grabar el trío y le dijo "ten cuidado, ocúpate de tus asuntos y mantente alejado", y así lo hizo. "Joe DiMaggio fue un pedazo de mierda", añadió.

Russo explicó que los mismos mafiosos que pusieron a JFK en el poder, también lo sacaron a él y a Robert. "Joe Kennedy y Costello fueron socios. Pensó que si la mafia lo respaldaba, lograba que todos los sindicatos lo respaldaran y su hijo llegaba a presidente, su primer deber sería invadir Cuba". Según aclaró, una de las intenciones de JFK era apoderarse de Cuba y por eso nombró a su hermano fiscal general. Pero no salió como esperaba porque "Bobby" emprendió una cruzada para aplastar el crimen organizado y, en represalia, tres altos jefes de la mafia decidieron acabar con él. Sobre el día del asesinato de JFK recordó que "tres familias tenían tres tiradores diferentes" y fue más allá. Lee Harvey Oswald no fue el responsable del asesinato: "Yo sé quién fue el tirador que realmente le disparó", dice. No fue Lee Harvey Oswald. Fue Johnny Roselli quien le disparó y lo mató. Estaba en la alcantarilla. Cuando llegó tenía la mejor oportunidad. Esa fue la bala asesina".

Cuando Oswald fue detenido, los investigadores también estaban siguiendo de cerca la pista de Roselli, pero antes de que pudieran dar con él para interrogarlo fue asesinado. "Lo encontraron tiroteado en un barril", dijo Russo.

El actor afirmó que no está preocupado porque estas declaraciones supongan un riesgo para su vida porque según dijo: ¿quién queda? Todo ha terminado. Ya no queda nadie".