Economía

La robótica salvará al sector turístico español en la era postcovid-19

La industria invertirá los 75 millones que recibirá este mes del Gobierno en tecnología que conecta los objetos, robot maleteros, móviles que abren puertas...

El robot Relay,  una realidad en los hoteles
El robot Relay, una realidad en los hoteles

Nada será ya igual, después de la pandemia global del coronavirus. La forma de relacionarse y el modelo productivo cambiarán irremediablemente hacia un mundo más robotizado y digitalizado. De ahí que el sector turístico español, que representa casi el 13% del PIB y emplea a 2,5 millones de personas, esté inmerso en una apuesta decidida por dar un paso de gigante en su automatización. Este proceso le permitirá seguir conquistando cuota de mercado, al conseguir garantizar las medidas de seguridad y condiciones higiénico-sanitarias que requieren la Comunidad Internacional.

Por eso, espera como agua de mayo los 75 millones de euros que el plan de reactivación del turismo, que aprobará el Gobierno en la primera quincena de este mes, destinará al impulso tecnológico del sector antes del 1 de julio. De la mano de esta inversión, conseguirá recuperar la confianza y el liderazgo como destino turístico mundial, perdido por la pandemia global.

“La digitalización es la mayor palanca competitiva de cualquier empresa", asegura Eloy Herrero, presidente de The Flash Co. “Permite una mejora de los ingresos y de la rentabilidad, así como el desarrollo de operaciones más eficientes, seguras y escalables. Además, la digitalización es fundamental para poder reposicionar nuestro modelo turístico, prestigiar nuestra marca, innovar, ofrecer seguridad sanitaria y, por supuesto, acceder a nuevas oportunidades de negocio.”

Pero ¿qué tecnologías se encontrará el cliente al llegar a un hotel, cruzar un paso fronterizo o al ir a comer a un restaurante en la era postcovid-19? Las tecnologías en las que el sector turístico ha comenzado ya su adaptación son las siguientes:

1. Móviles que abren las habitaciones de hotel

El cliente de un hotel puede abrir con su propio móvil la puerta de la habitación a través de un código sin tocar absolutamente nada.

2. Espacios ciberfísicos

En un contexto de distanciamiento social, tecnologías, como la realidad virtual y la aumentada, son clave durante los procesos de check- in.

3. Cloud

Es la herramienta que permite que se puedan desarrollar operaciones en un espacio virtual y no en dependencias físicas. Es un eje puramente de infraestructura e implantado ya en muchas compañías, pero todavía hay margen para invertir en el mismo. Las empresas deben ser capaces de migrar sus actividades productivas y comerciales a la nube sin perder la esencia de su servicio, añadiendo, además, la seguridad de datos y la escala de funcionamiento que requiere un mercado global.

4. Plataformas de comunicación con el cliente

Los procesos de reserva y optimización de la presencia online constituyen una prioridad del sector. Además, reducirá costes en distribución. Una comunicación basada en la transparencia también servirá para potenciar la reputación del sector. Las estrategias centradas en el consumidor y en su tranquilidad en cuanto a la seguridad sanitaria será vital para garantizar una óptima experiencia vacacional.

5. Ecosistema de tecnologías IoT y las infraestructuras del futuro que permiten conectar todos los objetos

Si se ha reservado una habitación con parking, lo lógico es que el coche pueda acceder a su plaza de garaje para facilitar la llegada al hotel sin estar preocupado de completar antes el check-in. Los objetos conectados permitirán desarrollar nuevas interacciones que impactan en los aforos y en la distribución de las masas críticas de personas en ellos.

6. La robótica y la automatización

Pieza fundamental en el modelo económico y social actual, que logrará un ahorro y eficiencia en las operaciones. La recepción, la limpieza, el servicio de habitaciones, entre otros puestos de un hotel, serán, sin duda, automatizados.

Además, las fronteras entre los países terminarán su proceso de superdigitalización, a menos de un mes de su reapertura.