Andalucía

Un preso se fuga en Granada durante una excursión

El hombre, que se encuentra en paradero desconocido desde el 18 de diciembre, se alejó para orinar y aprovechó para huir

Un preso de 35 años interno en la prisión de Albolote (Granada) se encuentra en paradero desconocido después de fugarse durante una salida programada de 15 internos para realizar tareas de limpieza en el pantano de Cubillas, situado en el término municipal de esta localidad de la provincia granadina.

Publicidad

Según fuentes penitenciarias, el preso, que ya disfrutaba de permisos previos para salir de la prisión, pidió a los funcionarios que acompañaban a los 15 reos el poder alejarse para orinar durante las tareas de limpieza llevadas a cabo el pasado 18 de diciembre, momento que aprovechó para huir.

El ahora en paradero desconocido, conocido con el sobrenombre de “El cartucho”, cumplía condena por un delito contra seguridad vial, y esta se encontraba muy cercana a su finalización. Realizó esta excursión con otros miembros de la unidad terapéutica del penal alboloteño, ya que se encontraba en proceso de desintoxicación.

La Guardia Civil se encuentra trabajando en la búsqueda del preso, al que se ha impuesto una orden requisitoria dictada por los juzgados granadinos.

Según fuentes penitenciarias, la huida del preso supone un quebrantamiento de la condena que cumplía, por lo que, cuando vuelva a ser capturado, esta será ampliada entre tres y seis meses más, según lo establecido en el artículo 468 del Código Penal.

Publicidad

Aún se desconocen los motivos para la fuga de este preso, si bien el periódico local Ideal ha aludido al hecho de que su actual pareja se encontraba a punto de dar a luz como una de las posibles causas de la fuga de este interno.

Difícil de evitar

Publicidad

Por otro lado, el delegado de la sección sindical de CSIF en la cárcel de Albolote, Jose Antonio Molina, ha comentado la dificultad que reside en la organización y el control de este tipo de excursiones por parte de los funcionarios de prisiones y ha asegurado que es “inevitable” que a los internos piensen en fugarse cuando se encuentran fuera de la prisión.

"Cuando se realizan excursiones programadas se estudia mucho el perfil del interno, pero son personas que en cada momento les puede pasar por su cabeza el hecho de fugarse y nadie entiende los motivos que le llevan a ello", ha valorado Molina.

El representante sindical ha asegurado que estas salidas son programadas para aquellos internos que están cerca de volver a integrarse de nuevo en la sociedad, que disponen del tercer grado, o que ya disfrutan de permisos, como el caso del fugado, como forma de adaptación a la libertad.

Molina también ha denunciado el “déficit de educadores y de personal en la prisión de Albolote”, algo que vienen demandando los sindicatos del penal de Albolote, aunque no ha justificado la fuga del preso con esa necesidad de dotar a la prisión de más personal.