Tres mil funcionarios se incorporan al trabajo este lunes

La vuelta progresiva acordada con los sindicatos contempla que vuelvan a su puesto siete mil empleados durante la semana

Este lunes 18 de mayo volverán al trabajo presencial en la Junta de Andalucía “un máximo de 3.000 funcionarios” y se prevé que llegue a ser de 7.000 en “los próximos días a partir del lunes, escalonadamente”, según los calculados aportados a Europa Press por fuentes del Gobierno andaluz. Así lo refleja el acuerdo alcanzado el viernes 8 de mayo en la Mesa General Común de los Empleados Públicos de la Junta de Andalucía, que cifraba en un 10% el volumen de funcionarios que volverían a las sedes de la Junta y su sector instrumental, y en un 30% a partir del lunes 25 de mayo.

Ese acuerdo de 8 de mayo se ratificó el miércoles 13 en la Mesa Sectorial de Negociación de la Administración General de la Junta de Andalucía y en la Comisión del VI Convenio Colectivo del personal laboral de la Administración de la Junta de Andalucía.

El anexo de personal que incorpora el Presupuesto para 2020 señala que la Junta de Andalucía tiene 253.112 empleados, desglosados en: 49.516 son administrativos; 102.105 son docentes; 93.815 son sanitarios, y 7.676 son personal de Justicia.

A estos 253.112 empleados se suman, según el mismo anexo de personal, otros 25.581 correspondientes al sector público empresarial, por lo que suman un total de 278.693 empleados autonómicos. Los 25.581 del sector instrumental se desglosan en 16.632 de las agencias públicas empresariales; 5.064 de las sociedades mercantiles del sector público andaluz; y los 3.885 de las fundaciones del sector público andaluz.

Las fuentes del Gobierno andaluz han precisado que, del total de empleados públicos, los casi 200.000 que suman educación y sanidad, "el acuerdo no les afecta por distintos motivos". "En un caso por estar incorporados, los sanitarios, y en otro por no incorporarse presencialmente", en el caso del personal educativo.

Las excepciones a esta reincorporación son las personas con sintomatología o en contacto estrecho con pacientes de Covid-19, a quienes se recomienda contactar con los servicios sanitarios y la realización de test; y los funcionarios con menores de 14 años o dependientes a su cargo, a quienes se ofrece flexibilidad horaria y trabajo semipresencial o no presencial.

En el acuerdo de la Mesa Sectorial de Negociación, al que ha tenido acceso Europa Press y rubrican la directora general de Recursos Humanos y Función Pública de la Consejería de la Presidencia, Natalia Silvia Márquez García, y los sindicatos SAF (Sindicato Andaluz de Funcionarios), CSIF Andalucía, Iniciativa Sindical Andaluza, la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía y CCOO Andalucía, se identifican cinco fases en el regreso al trabajo presencial.

Cinco fases para el regreso

La primera fase ha supuesto la incorporación progresiva a partir del 13 de abril de los altos cargos, personal eventual y personal indispensable para la prestación de los servicios considerados esenciales en la Orden de 15 de marzo que no trabajaban presencialmente.

La segunda fase arranca este lunes 18 de mayo y se extiende hasta el lunes 25, dentro de la Fase 1 del Plan para la Transición a la Nueva Normalidad. El personal que debe incorporarse de las consejerías, agencias administrativas y de Régimen Especial corresponde a “los sectores imprescindibles y estratégicos para la recuperación socioeconómica”, así como a “los servicios de prevención de riesgos laborales y el mantenimiento, conservación y aseguramiento de las instalaciones y equipamientos”.

El acuerdo señala que “en estos sectores se incorporará, en primer lugar, el personal que no realiza trabajo presencial ni teletrabaja”. En la Mesa Sectorial de la Administración General de la Junta se establece “una incorporación presencial hasta un máximo del 10% del total del personal”, porcentaje que se triplicará en los llamados “sectores imprescindibles para la reactivación económica, en los que el porcentaje se podrá elevar hasta un máximo del 30%, de conformidad con lo establecido para cada Consejería”.

Se supedita el inicio de la tercera fase, según este acuerdo, a que "las autoridades competentes determinen la entrada en la Fase II del Plan de Transición a la Nueva Normalidad". Este periodo traerá consigo "la atención a la ciudadanía presencial" con la exigencia de que se cumplan "todos los requisitos de prevención de riesgos laborales" así como la utilización del sistema de cita previa.

En esta tercera fase el porcentaje de incorporación presencial será de "hasta un máximo del 30%, en la primera semana, para el resto de los sectores que no lo habían alcanzado en la fase anterior, y del 50% en la segunda semana de esta fase para la totalidad".

La cuarta fase se iniciará con la Fase III del Plan de Transición a la Nueva Normalidad. Aquí Junta y sindicatos han pactado que la incorporación presencial llegue a un máximo del 70% del personal. En la quinta y última fase el acuerdo de la Mesa Sectorial dice que "se determinará el porcentaje de personal que deba incorporarse presencialmente".

En el documento se establece que "en estas cinco fases, cada centro directivo, con comunicación al órgano responsable de personal de cada Consejería y Agencia Administrativa o de Régimen Especial, deberá preavisar a la persona que deba incorporarse al trabajo presencial con una antelación mínima de dos días hábiles, mediante correo electrónico y mensaje sms".

En la Mesa Sectorial de la Administración General de la Junta se aprobaron medidas básicas como "posibilitar el distanciamiento social de dos metros y evitar la concentración de personal en las zonas de paso común, especialmente a las horas de entrada y salida".

Junta y sindicatos acordaron "la disponibilidad de agua, jabón, toallas de papel desechables y soluciones hidroalcohólicas (dispensadores)" junto a"mascarillas en aquellos casos en que resulte necesario su uso". A esto sumaron "extremar la limpieza de los centros de trabajo" y con carácter general "el cierre de los comedores", aunque con la posibilidad de que cada Consejería y Agencia pueda decidir su apertura pero "limitando su aforo".

Otra limitación de aforo afectará a los ascensores, según su tamaño, y se clausuran "las máquinas suministradoras de agua y vending" en la primera fase, que luego se supedita al análisis de cada comisión de seguimiento.

En la atención al público, como las Oficina de Registro, Junta y sindicatos han pactado medidas como "la instalación de mamparas,limitar el aforo, y establecer la cita previa".

Para garantizar la distancia social de dos metros las partes han pactado flexibilizar los horarios de entrada y salida, con la posibilidad de ampliar la apertura ininterrumpida de los centros de trabajo entre las 7:00 y las 21:00 horas, así como la suspensión temporal de los sistemas de control horario "si no resulta posible realizar el fichaje por medios distintos de elementos de uso compartido".

En la Mesa Sectorial de Negociación de la Administración General de la Junta se crea una Comisión de Seguimiento, cuya reuniones serán de periodicidad semanal y contarán con la presencia de dos técnicos de prevención de riesgos laborales de la Dirección General de Trabajo y Bienestar Laboral de la Consejería de Empleo.