El PIB andaluz se contraerá un 15% en 2020, según el Observatorio Económico regional

Prevé un alza de la tasa de paro que “puede acercarse al orden del 30%” y no estima que en 2021 la economía autonómica se recupere “a nivel de 2019″

El Observatorio Económico de Andalucía (OEA) mantiene su previsión, ya apuntada en mayo, de que el Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad se contraerá un “15%” en 2020. “No se espera un proceso de recuperación intenso” en la región “para los próximos meses”, ha aseverado esta mañana el presidente del órgano y catedrático, Francisco Ferraro, durante la presentación del informe “Economía andaluza. Segundo trimestre de 2020″, realizado gracias a la colaboración de la Fundación Cámara de Sevilla.

Ferraro ha apuntado a la posibilidad de que se produzca una “ligera recuperación” en lo que queda de año, si no hay que lamentar “un agravamiento significativo de la epidemia” de coronavirus, que “continuará en el primer trimestre de 2021″ y se “intensificará en primavera”. Si bien, desde el OEA advierten de que no creen que el próximo ejercicio “pueda producirse una recuperación de la economía regional a nivel de 2019″.

De acuerdo a los datos que manejan, habrá una contracción del empleo este año y un alza de la tasa de paro que “puede acercarse al orden del 30%”, ha aseverado, y que dependerá de la duración e intensidad de las medidas de ayuda ligadas a las rentas de trabajadores y autónomos.

El presidente del observatorio ha explicado que, por el lado de la demanda, las restricciones en el consumo familiar “son significativas”, dado que depende de la renta disponible que “se está reduciendo por la destrucción de empleo, por la reducción de los beneficios empresariales y por el aumento del ahorro de precaución” de los hogares en un contexto mordido por la incertidumbre.

Por lo que respecta al consumo de los no residentes, ligado al sector turístico externo, seguirá previsiblemente muy limitado hasta el final de año, a la luz de lo expuesto sobre el nuevo informe del OEA, alineado con los anteriores centrados en este ejercicio, y tampoco el público parece que “pueda tirar significativamente de la demanda interna”.

En cuanto al sector exterior, el otro componente de la demanda, Ferraro ha destacado que hubo “una ligera reactivación” de las exportaciones el pasado mes de junio, pero ha matizado que “el proceso de recuperación será lento” y “difícilmente” se logrará alcanzar en lo que resta de 2020 “niveles de exportaciones semejantes” a los de años anteriores.

Desde la perspectiva de la oferta, “todos los sectores seguirán manteniendo el tono contractivo”, ha señalado el catedrático, con una excepción: el agrario. Éste se mantendrá o incluso puede “crecer ligeramente”, según lo indicado por Ferraro.

Segundo trimestre de 2020

Si se pone el foco en el segundo trimestre de este año, la estimación realizada por el Indicador Sintético de Actividad de Andalucía del Observatorio Económico de Andalucía (IOEA) lleva a una reducción intertrimestral del PIB autonómico del 20,8%, más de dos puntos que la estimación del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el español. Con esta tasa, la contracción interanual del IOEA para ese periodo, los meses de abril, mayo y junio, es del 24,5%, superior a la estimada para España por el INE, que era del 22,1%. El confinamiento de la población tuvo su mayor impacto sobre la actividad y la destrucción de empleo en abril, fundamentalmente, y en mayo, según se constata en el trabajo del OEA.