Aguirre anuncia posibles “testeos” a la población en Lucena y Casariche

La consejería de Salud comienza a aplicar los test rápidos de antígenos en centros residenciales de mayores y discapacidad

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha afirmado este lunes en Córdoba que “posiblemente”, siendo esto algo que tienen que “valorar” los grupos técnicos de Salud Pública de las respectivas delegaciones territoriales de Salud, se llevarán a cabo “testeos” a la población en Lucena (Córdoba) y Casariche (Sevilla), por la mayor incidencia del Covid-19 en ambas localidades.

A este respecto y en rueda de prensa, el consejero ha detallado que ahora hay 31 lucentinos ingresados por Covid-19 en el Hospital Infanta Margarita de la vecina localidad Cabra (Córdoba), “pero hace 12 días teníamos cinco menos”, con lo que “ha marcado un aumento que es proporcional al aumento marcado en toda la Comunidad Autónoma de Andalucía”.

En consecuencia, según ha subrayado, “no tenemos mayor volumen de ingresos en Lucena”, pero, aún así, “el Grupo Técnico de Salud Pública, dependiente de la Delegación Territorial (de Salud) de Córdoba se reúne hoy y están evaluando hacer un testeo en Lucena, igual que en Casariche (Sevilla)”, pero “no porque las cifras de seroprevalencia sean muy altas”, dado que son equiparables a las que “están dando otras zonas de Andalucía”.

Lo que sí ha habido en Lucena y en Casariche es “más incidencia” del Covid-19 y, “posiblemente por ese motivo, empecemos a hacer testeos”, quedando claro que, en cualquier caso, “ni en Lucena, ni en Casariche tenemos transmisión comunitaria”, pues en el caso del municipio cordobés, tras hacer “la trazabilidad”, se sabe que “fue una boda y en Casariche tres bodas”.

Es decir, se sabe “perfectamente de dónde nos viene, porque hacemos la trazabilidad”, con lo que “es cuestión de aislar” a los afectados, “lo que pasa es que los equipos de la Delegación Territorial están valorando hacer en determinados sitios testeos” y, “posiblemente”, se empiecen “a hacer en Lucena y en otros municipios”, como Casariche.

En cuanto a la situación de los colegios ante el coronavirus, el consejero ha dicho en la “normalidad” impera en “el 98,5 por ciento de las aulas”, con lo que, en la actual situación, “donde mejor están los niños, según nuestro criterio, es en el colegio”, porque “donde de verdad se aprende es con sus profesores”.

En la provincia cordobesa, Aguirre ha resaltado que “ahora mismo en Córdoba no hay ningún colegio cerrado”, si bien sí que hay “cierre de aulas”, en concreto 19, “pero estamos hablando de que en Córdoba hay 7.390 aulas y tenemos 19 cerradas”, es decir, son “el 0,25 por ciento”.

Por ello, Aguirre ha opinado que ésta “puede ser la misma normalidad que tenemos ahora mismo en cualquier sitio, igual que tenemos centros de salud que están cerrados por Covid”, pero ese porcentaje, en cuanto a las aulas cerradas por casos de coronavirus, muestra que “son unas cifras de casi normalidad y que se está trabajando en consecuencia”.

Así, “cuando sale algún positivo se hace el aislamiento de la burbuja de esa aula durante el tiempo determinado y se hacen las pruebas pertinentes a quien se cree oportuno”, y este sistema está “funcionando bastante bien”, siendo “encomiable la labor que están haciendo las consejerías de Educación y de Salud”.

Test rápidos de antígenos

La Consejería de Salud y Familias comienza a aplicar desde este lunes los test rápidos de antígenos en residencias de mayores y discapacidad de toda Andalucía, una nueva medida que, según ha anunciado el consejero del ramo, Jesús Aguirre, “constituirá una herramienta fundamental para contener la propagación del virus gracias a su alto nivel de efectividad y rapidez, ya que permite detectar una proteína del virus en el momento actual y sus resultados se obtienen en tan solo 15 minutos”.

Así lo ha afirmado el consejero en declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde, acompañado por el director general de Cuidados Sociosanitarios, José Repiso, ha puesto en valor que “la vocación de la consejería es seguir priorizando las residencias de mayores y discapacitados como espacio de vulnerabilidad”.

El consejero ha añadido que “este tipo de pruebas permitirá un cribado sistemático en la población que se está demostrando más frágil frente al virus, por ello mantenemos nuestro el compromiso de continuar con la realización de test de antígenos con una frecuencia que nos permita conocer la situación de los centros sociosanitarios”.

En concreto, se realizarán test sistemáticos a los trabajadores de cada centro que no hayan pasado la infección por Covid-19 en los seis meses previos; en el caso de existir algún positivo se realizará el test a la totalidad de residentes. Independientemente se llevará a cabo también un cribado aleatorio de residentes de cada centro que no hayan pasado la enfermedad los últimos seis meses. Asimismo, se realizarán los test a los ingresos y retorno de usuarios y trabajadores 48 horas previas a su entrada.