La Junta reclama al Gobierno ampliar los ERTE hasta mayo

La consejera de Empleo recuerda que todavía hay 72.000 andaluces con su trabajo suspendido y pide que las empresas les impartan cursos en ese tiempo

La consejera de Empleo, Rocío Blanco, este jueves durante su entrevista con Canal Sur RadioServicio Ilustrado (Automático) CANAL SUR RADIO

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha reclamado este jueves que el Gobierno exija a las empresas que se ofrezca formación a los trabajadores incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con objeto de “aprovechar este tiempo precioso que están en sus casas y potenciar su formación”.

Blanco ha abogado por prolongar los ERTE, previstos hasta el 31 de enero, hasta mayo o junio, cuando finalice el estado de alarma decretado por el Gobierno, porque “sería un error tremendo dejar de proteger en enero a los trabajadores, dejarlos caer después de ofrecerles esas rentas de sustitución”.

En una entrevista con el programa La mañana de Andalucía de Canal Sur Radio, Blanco ha indicado que en estos momentos “quedan casi 72.000 trabajadores” en Andalucía incluidos en un expediente temporal de empleo después de que hayan salido 13.000 en el último mes.

La consejera de Empleo, que ha reclamado al Gobierno “planes estratégicos para los sectores que más están sufriendo” y que en el caso del turismo le ha reprochado que sólo haya previsto 300 millones, ha abogado por “ir preparando medidas para cuando finalicen los ERTE que se propicie el mantenimiento del empleo y los trabajadores no vayan de un ERTE a un ERE”.

Blanco, que ha apuntado que los agentes económicos y sociales y comunidades como “Canarias y Baleares estamos en la misma línea” de la continuidad de los ERTE más allá del 31 de enero, ha apuntado la necesidad de formación de los trabajadores con argumentos como que “los trabajadores del turismo se encuentran fuera del mercado laboral por falta de competencias digitales o en idiomas”, por lo que ha instado a establecer como “una obligación de las empresas formar a los trabajadores y que tengamos un sector mejor preparado”.

La consejera de Empleo, que ha apuntado que “en Andalucía podemos llegar a una tasa de paro del 30% si finalizan los ERTE”, ha esgrimido sobre la recuperación de los cursos de Formación Profesional para el Empleo (FPE) que se empezarán a impartir “a partir de primeros de año” tras reconocer “el retraso” ocasionado por la pandemia de coronavirus.

Blanco ha repasado el camino que ha seguido el Gobierno andaluz para la reactivación de la formación en Andalucía, una vez que publicó el 30 de abril en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) la licitación de los cursos por 41 millones de euros, que se han desglosado hasta el momento en la licitación de un lote de cursos por 7,1 millones para el sector de la construcción, otro lote de 4,3 millones para el turismo y la hostelería y un tercero de 3,1 millones para competencias digitales.

Rocío Blanco ha sostenido que “el nuevo modelo de la formación tiene todos los beneplácitos de los agentes sociales” y ha reivindicado que “lo vamos a gestionar nosotros apostando por la licitación pública” tras considerar que “las subvenciones se demostraron ineficaces”.

“El SAE necesista ser mucho más útil”, ha proclamado la consejera de Empleo tras reconocer que “ahora mismo” el Servicio Andaluz de Empleo “no es útil” en la intermediación para encontrar un empleo. Blanco ha señalado que su tasa de intermediación en la contratación es de “un 2,7, no muy alejada de otros servicios autonómicos de empleo”.

Blanco ha abogado por que “esa intermediación mejore”, para lo cual ha esgrimido dos iniciativas de su departamento como el proyecto de gestión integral y el perfilado estadístico de los desempleados para adecuar “las necesidades del sector productivo y las competencias de las personas”.