Un seguro covid, otra baza para que el turista extranjero elija a Andalucía

Los viajeros internacionales que pernocten en un alojamiento reglado de la región podrán contar con él en 2021. La Junta prevé que en 2022 el sector vuelva a «cifras parecidas a las de 2019»

Varios turistas de diferentes países a la llegada del aeropuerto de Málaga, tras pasar el control de aduanas de dicho aeropuerto donde es imprescindible una prueba de PCR negativo impuesto por el Gobierno de España, para poder entrar en la localidad
Varios turistas de diferentes países a la llegada del aeropuerto de Málaga, tras pasar el control de aduanas de dicho aeropuerto donde es imprescindible una prueba de PCR negativo impuesto por el Gobierno de España, para poder entrar en la localidadÁlex Zea Europa Press

La Organización Mundial del Turismo (OMT) define a éste como «un fenómeno social, cultural y económico que supone el desplazamiento de personas a países o lugares fuera de su entorno habitual por motivos personales, profesionales o de negocios». Tiene por ello un carácter transversal respecto a la economía del lugar al que se llega, como ha quedado de manifiesto en la pandemia que ha convertido el verbo viajar en sinónimo de riesgo. El sector, que en Andalucía suponía casi el 14% del Producto Interior Bruto (PIB) autonómico antes de la crisis sanitaria, trabaja para que la ansiedad deje de estar incrustada en el costado de los turistas y por recuperar cuota de un mercado carcomido por el miedo. En ese contexto, desde el Gobierno regional se ha impulsado un seguro de asistencia en viaje vinculado a la Covid-19 para turistas extranjeros que elijan gastar su tiempo en Andalucía. Se activará el 1 de enero de 2021 y se prolongará hasta el 31 de diciembre de ese año.

El contrato se ha adjudicado ya, por un importe de 700.000 euros, a la sucursal en España de la empresa Europ Assistance S. A. «Todo aquel que venga de viaje a nuestra tierra, en cualquier medio de transporte y sin ningún límite de edad, estará cubierto por él», asegura a LA RAZÓN el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín. ¿Cualquiera? No del todo, hay que cumplir una condición esencial: «Que pernocten en un alojamiento reglado de la comunidad, es decir, hoteles, apartamentos, pensiones, hostales, albergues, campamentos de turismo o casas rurales», matiza. Tienen que contar con una reserva en alguno de ellos y las viviendas con fines turísticos (VFT) no están incluidas en el listado.

«El seguro cubre 4.000 euros para gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos o de hospitalización por covid, con una franquicia de 100, y 5.000 euros, si hay que prolongar la estancia por cuarentena, hasta un máximo de 15 días», tanto al infectado como a su acompañante, detalla Marín. A ello se suman «todos los gastos de repatriación», cuando ésta sea necesaria por motivos sanitarios o incluso por fallecimiento. «Este seguro permitirá a los turistas» de cualquier parte del planeta «venir con total tranquilidad y tendrán a su disposición un ‘call center’ –centro de llamadas telefónicas– 24 horas en varios idioma, al que podrán recurrir por cualquier circunstancia», añade el vicepresidente y titular de Turismo. Se trata, en definitiva, de una garantía de seguridad, que «touroperadores y agencias de países que son habitualmente suministradores de viajeros como Reino Unido, Alemania o Francia, estaban pidiendo», anota.

Ha sido mal año para los establecimientos que componen la oferta turística reglada de la región, como prueba el que el grado de ocupación que preveían para el verano –julio, agosto y septiembre– fuera del 36,3%, según sus respuestas a un sondeo de la propia Junta. Por eso, desde el Ejecutivo regional se han impulsado iniciativas como ésta, el bono turístico, campañas de promoción en las que se invertirán más de 27 millones el año próximo, o el distintivo «Andalucía Segura» al que se acogieron más de 2.000 empresas que, excepto en «dos» casos, según Marín, «han cumplido con todos los requisitos que se piden en los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)» para frenar la expansión del coronavirus. Son conscientes de que en la actualidad «el valor que más aprecian los viajeros en el mundo es la seguridad» y confían en que los números, ahora vagos, se recuperen para que «en 2022 se pueda volver a cifras parecidas a las de 2019». «El 2021 va a ser un año muy bueno para el sector turístico y con esta garantía se conseguirá que haya mucha más demanda con respecto a otros países o comunidades de nuestro entorno que no ofrezcan este atractivo. El trabajo que se nos pidió está hecho», asevera el vicepresidente. Diferenciarse será importante en el tráfico de opciones con el que intentar recuperar al visitante internacional y cada elemento de esta naturaleza será bienvenido. «Todo no es dinero», sostiene Marín, quien defiende también este tipo de «ayudas en especie».

Sólo dos de las más de 2.000 empresas que se acogieron al distintivo «Andalucía Segura» no han cumplido con las directrices fijadas por la OMS sobre la covid

La crisis de la covid ha dejado al descubierto las debilidades del turismo. «Es verdad que es muy sensible y cuando se rompe la movilidad es el primero en caer», admite el titular andaluz del ramo, pero «también es cierto», apostilla, que «en el momento en el que se abre, es el primero en recuperarse y lo comprobamos este verano», recuerda. El Gobierno regional prevé «un crecimiento importante» de esta parcela productiva, «a partir del segundo trimestre» de 2021, cuando ven «muy probable» que vuelva a tirar «en parte» de la economía autonómica. En concreto Marín asevera que confía «firmemente» en su fortaleza. «Sabemos que el Gobierno de España no piensa de la misma forma, pero nosotros sí creemos que el turismo, igual que el sector agroalimentario o el aeroespacial, forman parte de la diversidad y la riqueza que tiene Andalucía para salir adelante». De ahí que, busquen poner «todas las herramientas posibles» a su disposición, no sólo para que «sobrevivan en este momento el mayor número de empresas posibles», sino para que enfrenten «el futuro inmediato con unas perspectivas de optimismo, que generen esa sinergia que tiene que haber entre la iniciativa privada y la pública para crear empleo en un territorio como Andalucía», abrocha.

Una plataforma “on line” europea de ayuda al visitante
La Comisión Europea ha puesto en marcha la plataforma «on line» llamada «Re-open EU», que ofrece información esencial sobre el relanzamiento seguro de la libre circulación y el turismo en toda Europa. Aporta datos sobre fronteras o medios de transporte disponibles, entre otras cuestiones, y puede consultarse aquí: https://reopen.europa.eu/en