El agro andaluz se une ante el debate de la PAC

LA RAZÓN aborda con CaixaBank, la Consejería de Agricultura y representantes del sector los principales retos y hándicaps a los que se enfrenta la comunidad

El Real Círculo de Labradores acogió el acto con las medidas contra la Covid-19
El Real Círculo de Labradores acogió el acto con las medidas contra la Covid-19Kiko Hurtado

La Razón Andalucía, en su firme compromiso con la actualidad agrícola y ganadera del agro andaluz, celebró un acto el pasado 22 de diciembre en el Real Círculo de Labradores de Sevilla, con la colaboración de CaixaBank, en el que se abordó de forma transversal el marco de la nueva Política Agraria Común (PAC), que actualmente se está negociando en Bruselas para el periodo 2021-2027.

Al evento, presentado por el delegado de LA RAZÓN en Andalucía, José Lugo, y moderado por la jefa de sección del diario Marta Maldonado, acudieron numerosas personalidades –de todos los sectores– implicadas en el agro andaluz. Entre los asistentes se encontraban la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo; la directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental, María Jesús Catalá; y el presidente de Asaja en España, Pedro Barato.

Durante el encuentro se analizaron los principales retos y hándicaps a los que se enfrenta Andalucía, que, por su extensión, número de hectáreas dedicadas al cultivo y al ganado, exportaciones y diversidad, es la comunidad autónoma más relevante en el ámbito de la agricultura en España. Así las cosas, se trataron temas como la posible reducción de regiones, las negociaciones con el Gobierno central, el trasvase entre CC AA, los ecoesquemas, la innovación o las nuevas políticas verdes de la PAC y su impacto en el agro andaluz.

Catalá fue el primer interviniente en el foro. La directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental comenzó su intervención haciendo referencia al «momento de incertidumbre» por el que pasan todos los sectores y, en especial, el sector agrícola andaluz, que está «con la mirada puesta en Bruselas». Para Catalá, este sector ha sabido sortear la crisis y ha sabido «salir con nota» de los obstáculos que ha provocado la irrupción de la Covid-19. Por otro lado, catalogó al sector en la región como «pilar esencial de la economía española». Además, quiso poner el énfasis en la importancia de la innovación, la agricultura 4.0 y la digitalización en el campo, «las empresas más digitalizadas son las que han estado más preparadas para levantarse en este entorno tan cambiante», matizó. Por último, recordó que, en este escenario, CaixaBank y AgroBank «van a estar al lado de todos los agricultores y ganaderos para poder acompañarlos en este cambio tan necesario que se avecina».

El siguiente en intervenir fue el presidente de Asaja en España, Pedro Barato. Durante su discurso puso en valor el agro andaluz y aseguró que «Andalucía, desde un punto de vista agrario, es la comunidad más completa» de España porque «tiene un sector muy diversificado, que tiene de todo, en cantidad y calidad». Respecto a la PAC, incidió en la necesidad de que sus políticas tienen que estar combinadas con el mercado y explicó que Andalucía está, en el ámbito del mercado, «por encima de la media» respecto al resto de comunidades. Por otro lado, en lo que se refiere a las medidas que va a implantar el Gobierno de España con motivo de la nueva PAC, Barato insistió en que «la Unión Europea no ha obligado» a España a cumplir las nuevas recomendaciones. En este contexto, incidió en la idea de que «no es lo mismo que haya en España 10 regiones que 25 o 50». Por otra parte, hizo referencia al Plan Estratégico Nacional y aseguró que «lo que se estipule en él tiene que ser equilibrado» para todas las comunidades.

Respecto a los ecoesquemas –incluidos en el Plan Estratégico Nacional– que se han creado para poner en valor prácticas agrícolas y ganaderas sostenibles que cuidan el medio ambiente y por las que el ganadero recibirá una compensación económica –que ya recibía en el marco de la antigua PAC sin tener que demostrar esta actividad– Barato aseguró que «o son un instrumento que se puede cumplir o se utilizarán para taparnos la boca». El presidente nacional de Asaja vaticinó que la PAC se aprobará «próximante» y que antes de julio de 2021 el sector tiene que tener «estrategia y aliados» para conseguir los objetivos en beneficio de todos. Por último, se dirigió a la consejera y se puso a su disposición, en nombre de la organización, para «intentar que la PAC en España y Andalucía sea equilibrada» porque «hoy todo el mundo está mirando a la comunidad andaluza con ojos regulares», aseguró.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Carmen Crespo, recogió el hilo de Barato y comenzó su intervención explicando que «están mirando a Andalucía con ojos regulares porque todos quieren ser como Andalucía». Crespo aseguró que la posición de la región es la de «mantener su ‘status quo’ y seguir en la senda de crecimiento que el sector agrario lleva desarrollando durante años» en la comunidad.

Pepe Lugo, María Jesús Catalá, Carmen Crespo, Marta Maldonado y Pedro Barato
Pepe Lugo, María Jesús Catalá, Carmen Crespo, Marta Maldonado y Pedro BaratoKiko Hurtado

El Plan Estratégico de la PAC supondrá una de las revisiones más profundas del sector agroalimentario de las últimas décadas y Andalucía llega a esta negociación con una postura común entre la Junta y las principales organizaciones agrarias. A este respecto, Crespo aseguró que actualmente «Andalucía y sus organizaciones agrarias y cooperativas son símbolo de unión, algo que no han conseguido otras comunidades autónomas con tanta facilidad». Por otro lado, la consejera insistió en que la región significa «el 34 por ciento de agricultores y el 27 por ciento de la PAC» en el conjunto de España y que el sector «aportó en octubre 9.360 millones de euros», por lo que, a pesar de la crisis, el «futuro es esperanzador», explicó.

Andalucía es una comunidad que ha demostrado ser muy competitiva, ya que es la primera exportadora en productos agroalimentarios de España y una de las más sostenibles. Sin embargo, cuando comenzó el debate sobre la nueva PAC, los agricultores e instituciones de la región se mostraron en desacuerdo en algunas cuestiones. En este sentido, Crespo recordó que las primeras medidas que se anunciaron suponían «cambios de 180 grados» en el campo andaluz y afirmó que los cambios de la PAC «deben ser conducidos». Por otro lado, la consejera explicó que «el trasvase entre comunidades autónomas puede ser diabólico» y que se necesitan informes de impacto y estrategias que no produzcan distorsiones. «Andalucía no es una tierra de compensaciones en la PAC. Si la PAC existe es por tierras como esta comunidad», señaló Crespo, para explicar después que «es una política de territorio y estructura». Respecto a los recortes en la PAC, la consejera aseguró que se van a perder «1.264 millones de euros» en la región.

Otro de los aspectos que preocupan al sector es la nueva definición de agricultor genuino o, en otras palabras, el agricultor que puede percibir las ayudas de la PAC. El Gobierno de España plantea que la persona que pueda llevar esta definición sea aquella que demuestre en su renta que un 20, 25 o 30 por ciento procede de la agricultura.

Al respecto, Crespo aseguró que la definición de agricultor genuino le parece «ilógica» y que debe contemplar al trabajador pluriactivo. «Defendemos la postura del agricultor pluriactivo: es agricultor y tiene que ser beneficiario de la PAC porque hay muchas zonas rurales de Andalucía que se despoblarán si no se les atiende», indicó.

En Andalucía se defiende la figura del «agricultor pluriactivo» como un elemento clave para evitar la despoblación

Respecto a la reducción de regiones productivas, la consejera criticó que, partiendo de un sistema con cincuenta regiones, «los planteamientos están siendo de reducir a 5,7 o 10 regiones». Un cambio que la Junta defiende que tiene que ser «paulatino» y evitando ser «abrupto» para conservar «el máximo de regiones productivas en la comunidad».

Por último, la consejera advirtió que en la región no se quieren «tasas planas ni uniformidad» y aseguró que la Junta «está dispuesta a negociar y hablar» con todas las comunidades autónomas porque «Andalucía es una potencia en Europa y un territorio posibilista, de diálogo, unión y de futuro», concluyó.

El delegado de LA RAZÓN Andalucía, José Lugo, finalizó el acto con unas palabras de agradecimiento y emplazó a todos los asistentes a seguir acudiendo a los próximos eventos que se llevarán a cabo a partir del próximo año.