Ábalos abordará con Díaz el calendario congresual del PSOE

Está previsto que el ministro viaje mañana a Andalucía y fuentes socialistas apuntan que tratará con la líder regional sus “intenciones”

José Luis Ábalos y Susana Díaz, en una imagen de archivo
José Luis Ábalos y Susana Díaz, en una imagen de archivoEfe

El lienzo socialista no está en blanco y habrá relevos en los procesos congresuales que arrancarán este año. Los movimientos y las conversaciones sin truco ya han empezado. De hecho, la borrasca “Filomena” obligó a aplazar una visita a Andalucía del titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, organizada para la semana pasada y que ya tiene nueva fecha. Fuentes socialistas adelantan a LA RAZÓN que el ministro tiene programados actos de carácter institucional marcados en la agenda este viernes. Pero antes, está previsto que mañana por la tarde mantenga una reunión con la secretaria general del PSOE-A y actual líder de la oposición en Andalucía, Susana Díaz. Sobre la mesa estará el calendario congresual al que dará el pistoletazo de salida el 40º cónclave federal del partido, que se armará para la segunda quincena del próximo octubre y que sectores críticos de la federación andaluza, la más numerosa de la formación con alrededor de 45.000 militantes, no ven “adecuado”.

Las fuentes consultadas no dudan de que Díaz y Ábalos abordarán “las intenciones de ésta” de cara al congreso autonómico que se celebrará a finales de año o principios de 2022. Ya no es un secreto para nadie que hay corrientes internas de amplio espectro que apuestan por el reemplazo en la dirección regional del partido en la comunidad, al entender que el “ciclo de Díaz se ha agotado”, según resumen desde esos movimientos. “Si queremos un cambio de verdad para poder recuperar la Junta, hay que romper con el pasado y encabezar un proyecto nuevo, con alguien que esté limpio”, se explican. Buscan un revulsivo para combatir la “desafección de los votantes”.

De momento, la secretaria general no parece que se vaya a echar un lado. Ha defendido que se celebren unas primarias para que sea la militancia la que decida. Por ahora, “está en una posición de enroque”, sintetizan, las mismas fuentes. Si bien, otras apuntan que la dirigente socialista debería “evaluar la situación y sus posibilidades”. Vuelven la vista atrás para aseverar que Díaz “siempre ha jugado sobre seguro” en su trayectoria en el partido y, “cuando arriesgó”, con matices porque contaba con el apoyo de varios “barones” y de históricos del partido, “se estrelló contra Pedro Sánchez”. Se refieren a su intento de disputarle al actual presidente del Gobierno central la Secretaría General del PSOE, que acabó con la mayor fractura orgánica en 140 años de historia del partido. Lo que tampoco hay hasta la fecha es un relevo claro. Se han barajado distintos nombres para suceder a Díaz, pero no hay un mirlo blanco que neutralice ambiciones y sea un claro cartel electoral. Quedan meses por delante para afinar estrategias y para que se despeje el fututo del PSOE-A.