El grupo Adelante pasará a llamarse Unidas Podemos por Andalucía para sortear la “usurpación”

La reforma del Reglamento del Parlamento permite hacer el cambio que evita equívocos con el partido de Teresa Rodríguez

La portavoz de Adelanta Andalucía, Inmaculada Nieto (IU), junto a varios diputados de su formación,
La portavoz de Adelanta Andalucía, Inmaculada Nieto (IU), junto a varios diputados de su formación,María José López / Europa Press Europa Press

«El partido político ‘Adelante Andalucía’ –capitaneado por la diputada no adscrita Teresa Rodríguezestá fuera del control jurídico y político de la coalición, por lo que la denominación del grupo parlamentario se encuentra» en una «situación de usurpación», que «se ve reforzada por otros hitos como la apropiación de redes sociales y soportes digitales», los «innumerables pronunciamientos públicos bajo el paraguas» de dicha marca o por «la presentación pública» el pasado sábado en Granada de «un proyecto político» con idéntica designación. Éste es en esencia el abanico de razones que ha llevado a IU y a Podemos a desvincularse del nombre de Adelante, tras la ruptura con Rodríguez y sus diputados afines.

En un escrito, consultado por LA RAZÓN, firmado por la portavoz del grupo, Inmaculada Nieto, (IU) y que ambas formaciones elevarán mañana a la Mesa de la Cámara autonómica, comunican su intención de pasar a llamarse Unidas Podemos por Andalucía «mientras que la usurpación del nombre Adelante Andalucía persista» en el tiempo para evitar equívocos.

En el mencionado texto aluden al artículo 24.8 del Reglamento del Parlamento, para anotar que el mismo establece que, «en el supuesto de que temporal o definitivamente se produjera la usurpación parcial o completa de la denominación de un grupo parlamentario», éste podrá trasladar a la Mesa, órgano de gobierno de la institución, su decisión de modificar la etiqueta.

El movimiento es posible gracias a la reciente reforma que adaptó el Reglamento de la Cámara regional el pasado abril a la III Adenda al Pacto Antitransfuguismo suscrito a nivel nacional el año pasado, denominada «Pacto por la estabilidad institucional. Acuerdo sobre un código de conducta política en relación con el transfuguismo en las instituciones democráticas».

IU y Podemos dejan constancia en su escrito, además de lo relatado, de que tanto ambas fuerzas formaciones políticas como el grupo parlamentario «adoptarán las medidas legales y judiciales oportunas para actuar frente» a la apropiación que denuncian y contra sus autores, en alusión al partido refundado de Rodríguez.