La Línea da el primer paso para convertirse en ciudad autónoma

El pleno da luz verde a una consulta popular para lograr el nuevo estatus

La Línea de la Concepción y, al fondo, el Peñón de Gibraltar
La Línea de la Concepción y, al fondo, el Peñón de Gibraltar FOTO: JON NAZCA REUTERS

El pleno del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción (Cádiz) dio luz verde a la convocatoria de una consulta popular para lograr la condición de ciudad autónoma. La propuesta, liderada por el alcalde, Juan Franco (La Línea 100x100), se basa en la memoria justificativa elaborada por parte del gobierno municipal sobre la conveniencia de celebrar una consulta popular previa.

El texto íntegro de la pregunta sería: «¿Cree usted conveniente que el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción eleve al Gobierno de la Nación y a las Cortes Generales una petición para instar la conversión del municipio en comunidad autónoma, de acuerdo con el art. 144 a) de la Constitución Española?».

En su caso, correspondería a las Cortes Generales apreciar la concurrencia del interés nacional que fundara la conveniencia y oportunidad de dotar a La Línea, a través de una Ley Orgánica, de la condición de ciudad autónoma.

Mediante el decreto de Alcaldía número 1659/2019, de 8 de abril, se contrataron los servicios de la Universidad Complutense de Madrid para la elaboración de un dictamen, por parte del catedrático de Derecho Constitucional Antonio de Cabo de la Vega, relativo a la viabilidad jurídica del proyecto. Dicho dictamen jurídico, de fecha 3 de julio del 2019, señala que esta pretensión ofrecería «un régimen orgánico-funcional, competencial y de gobierno político similar al instaurado en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla».

El municipio se situaría así en «una posición intermedia entre el régimen orgánico-funcional y competencial que actualmente disfruta y el estatus de las actuales comunidades autónomas», añade el Ayuntamiento, que recuerda que el dictamen también prevé la celebración de una consulta popular.

La memoria justificativa elaborada por el equipo de gobierno argumenta que La Línea es «el único municipio español que comparte frontera con un enclave extranjero pendiente de descolonización, según Naciones Unidas».

Eso provoca su «dependencia respecto a la economía del Peñón; su contigüidad con un aeropuerto internacional; la necesidad de dotarla de recursos e infraestructuras para paliar su déficit notable en múltiples ámbitos socio-económicos; la importancia de que sus interese se vean representados en comisiones multilaterales o trilaterales con el Peñón».

Además de «la necesaria adaptación de su régimen fiscal y tributario a la realidad de la comarca», donde La Línea «coexiste con un territorio en el que las condiciones fiscales son sumamente laxas».