Juanma Moreno: “Andalucía estaba cambiando y solo necesitaba a alguien que la interpretara”

El presidente electo recibe incluso la felicitación de homólogos de comunidades socialistas, pero reconoce que ni Pedro Sánchez ni Macarena Olona lo han llamado aún

Juanma Moreno celebra con sus militantes el triunfo de anoche
Juanma Moreno celebra con sus militantes el triunfo de anoche FOTO: Kiko Kiko Hurtado

Juanma Moreno ha reconocido esta mañana que apenas ha podido dormir tres horas fruto de la “mezcla de emociones” entre “alegría” y “responsabilidad”, pero al mismo tiempo ha estado repasando datos “sorprendentes” obtenidos por el PP en muchos puntos de Andalucía, porque aunque en la última semana el partido manejaba horquillas que nos daban entre 52 y 55 escaños, “no entraba en mi cabeza esos 58 diputados”, ha dicho en Antena 3.

El líder popular andaluz asegura sentirse “preparado” para gestionar una mayoría absoluta y ha señalado que el secreto del éxito ha sido la apuesta por una opción política transversal que ha permitido ganar más de 800.000 votos. Al margen de haber absorbido a Cs, Moreno destacó que “hay una parte importante de socialistas que han visto en el PP-A un partido inclusivo que puede solucionar sus problemas y ha generado confianza que se ha traducido en votos”.

Así, ha repasado los resultados obtenidos en feudos como Utrera, “donde no tenemos ni un concejal y hemos sacado más de quince puntos al PSOE”, y otros municipios sevillanos como Dos Hermanas o los de la Sierra Norte.

A su juicio, el riesgo de las mayorías absolutas “se solventa no perdiendo la cabeza” y “no dejar de escuchar a la sociedad”. El antídoto para no caer en errores del pasado en circunstancias similares es “escuchar y dialogar; no imponer tu criterio” porque ha recordado que el triunfo es gracias a “votos prestados” y “si los defraudas, dejarán de confiar en ti”.

Moreno asegura que gobernará “para todos” con una “agenda reformista”, basada en un nuevo plan económico, bajada de impuestos y nuevas leyes liberales “aprobadas siempre desde el consenso” porque tiene “el sueño de hacer de Andalucía la economía de más progreso de España”.

“Andalucía estaba cambiando y solo necesitaba a alguien que la interpretara”, ha asegurado, al tiempo que ha destacado la importancia de tener “manos libres para gestionar”. El éxito ha sido “agrupar el centro-derecha por el carril central que es un carril ancho y cómodo para coger una amplia velocidad”.

La clave de la victoria alcanzada ha sido “realizar una gestión muy de alcalde” que ha permitido que “el PP-A sea hoy la formación política que más se parece a Andalucía”.

Moreno ha admitido que ha recibido la felicitación de presidentes de otras comunidades autónomas socialistas, pero “aún no la de Pedro Sánchez”. Tampoco le han dado la enhorabuena hasta ahora ni Macarena Olona (Vox) ni Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía), pero sí el resto de candidatos.

El líder popular ha llegado a asegurar que, aunque Sánchez es una personas con una gran capacidad de resistencia, no descarta que al final “veamos a un Sánchez que no se presenta a las próximas elecciones generales”, porque gobernar sin el apoyo de los territorios “es imposible”. Bajo su punto de vista, “estas elecciones han sido muy andaluzas, pero había un deseo de sacar la tarjeta roja a Sánchez”.

En este sentido, Moreno ha destacado el papel desempeñado por Alberto Núñez Feijóo durante la campaña electoral. “Él sabe perfectamente que nadie mejor que quienes están sobre el terreno para tomar decisiones. Ha facilitado mucho las cosas. Ha sido un activo para el PP”, ha añadido, sin evitar una mirada el futuro del país: “Hay un cambio de ciclo en España. El resultado de Andalucía, por su carácter simbólico, tiene un impacto directo en Ferraz y, sin duda, Feijóo tiene hoy más cerca la posibilidad de asumir la presidencia de España”.