Moreno anuncia la separación de “macroconsejerías” y espera contar “con el tiempo” con Marín

El presidente de la Junta lamenta que en el PSOE “han sustituido el socialismo por el sanchismo”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. JUNTA DE ANDALUCÍA
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. JUNTA DE ANDALUCÍA FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA JUNTA DE ANDALUCÍA

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este viernes que en su nuevo Gobierno habrá una separación de algunas “macroconsejerías” como es el caso de Agricultura y Medio Ambiente; así como otras que habían fusionado; al tiempo que ha reconocido que espera contar “con el tiempo” con el ex vicepresidente del Gobierno andaluz, Juan Marín, puesto que ha rechazado su propuesta para ser consejero en esta legislatura.

Estas declaraciones, recogidas por LA RAZÓN, las ha realizado en la primera entrevista de su nuevo mandato en Herrera en Cope, después de que este jueves fuese investido presidente con los votos del Partido Popular -que contaba con mayoría absoluta de 58 escaños- y la abstención de Vox. El líder popular ha señalado que el Gobierno “va a ser básicamente igual” pero tiene peticiones de algunos ámbitos y de sectores agrarios que le han dicho que la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente es “demasiado grande para un mismo consejero”; al igual que le pasa con algunas otras que habían fusionado. De este modo, ha asegurado que “le estoy dando vueltas para ver cómo podemos hacer algo sin ampliar la administración, ya que vamos a intentar buscar reducir, buscando ser operativos y eficaces”.

En cuanto a nombres, ha sostenido que “es una tarea compleja”, pero que será “un gobierno equilibrado entre gestores de experiencias políticas con personas que vienen del mundo privado”, donde ha indicado que está encontrando enormes dificultades para fichar a personas. Así, ha pedido la reflexión sobre el sueldo del sector publico y “la mala prensa” que tiene que, en muchos caso, no permite atraer talento de fuera. En definitiva, “un gobierno continuista, reformista, de esencia liberal e intentando gobernar para todos los ciudadanos de Andalucía”, ha insistido.

Asimismo, ha reconocido que le he propuesto a Juan Marín ser consejero de su gobierno “pero no quiere porque él sigue militando en Ciudadanos y ahora mismo parecería un cambio de chaqueta”, pero espera que “con el tiempo” pueda contar con él. En esta línea, ha adelantado que contará en los segundos y terceros niveles con muchos dirigentes de Ciudadanos, “muchos de ellos tienen perfil técnicos y son gente cualificada y solvente”.

En la primera parte de la entrevista, el presidente de la Junta ha reconocido que “una mayoría suficiente en Andalucía parecía casi imposible” y considera que “esto nos va a dotar de estabilidad, algo que es un bien preciado”. Para su equipo, significa que van a tener cuatro años para programar unas reformas que ayuden a que las turbulencias económicas afecten lo menos posible a Andalucía.

Entre las primeras medidas que llevarán a cabo, Moreno ha detallado que tiene dos retos por delante: que Andalucía haya pasado de ser un infierno fiscal, a que se convierta en un territorio atractivo para los inversores, y que la administración sea “más competitiva, eficaz y eficiente”. Para ello, van a seguir bajando la presión fiscal y esperan que en esta legislatura los andaluces tengan 560 millones de euros más en sus bolsillos y, además, destinarán una partida de digitalización de los fondos Next Generation para introducir por primera vez Inteligencia Artificial en la administración que evite “cuello de botella para inversores” y multiplique por cien la acción que se llevan a cabo en muchas unidades.

“Un gobierno superado por las circunstancias”

Al respecto de la situación económica actual, ha lamentado que las medidas de Sánchez “no van a ser suficientes”, ya que es “un gobierno superado por las circunstancias” y donde “no hay una planificación con rigor y seriedad por parte del equipo económico”. Así, ha asegurado que la subida de impuestos a las grandes eléctricas y a los bancos va a repercutir en la ciudadanía y “una vez más va equivocado, va en la dirección contraria a la que creemos”. Para ellos, lo importante es restar presión fiscal, poner más dinero en los ciudadanos para que gasten más y hacer reformas, “pero el gobierno de España no mueve un músculo y su única obsesión son las elecciones autonómicas y municipales; así como las posibles generales”, ha criticado Moreno diciendo que es “un gobierno que permanente improvisa” y que, aunque espera que le vaya bien y acierte, tiene la sensación de que “empieza a parecerse a lo que vivimos con Zapatero en 2010″.

Su toma de posesión coincide con el Congreso Federal del PSOE y preguntado por “el gran mal” que rodea a los socialistas, Juanma Moreno tiene claro de que son “las políticas de Sánchez”, ya que han hecho “un proceso de sustitución del PSOE y se ha sustituido el socialismo por el sanchismo, una figura omnipotente que toma todas las decisiones y que ha hecho un giro que va en contra de los principios básicos de la democracia occidental”, con su pacto con Bildu y Podemos. “Mientras no cambien el estilo, el contenido y las estrategias políticas, van a ir a una perdida progresiva en el apoyo electoral”, ha vaticinado el popular.

En esta línea, no descarta un posible adelanto electoral porque “con Sánchez todo es posible”, al tiempo que ha asegurado que ha notado “un cierto pánico en las filas socialistas” hablando con veteranos dirigentes de socialistas en Andalucía de “ir a una hecatombe como sigamos así”, a lo que muchos se preguntan “qué puede pasar en España si ha pasado esto -la mayoría absoluta del PP- en Andalucía”. No obstante, el presidente de la Junta ha sido crítico y ha dicho que “echa en falta voces de personas de centro izquierda que en privado dicen este tipo de cosas, que no se diga en público”, ya que, a su juicio, se debería alzar la voz si están en desacuerdos con esas políticas.

“Sánchez va a hacer lo que sea mejor para él, no para España y, si él considera que ahora esta mejor que dentro de ocho meses, tomará una decisión”, ha aseverado. De este modo, recomienda a la estructura de su partido que estén “preparados para cualquier eventualidad en términos electorales”.