Andalucía redobla los recursos contra la violencia de género

Reclama al Gobierno la «revisión» del Pacto de Estado ante el repunte de asesinatos y refuerza los servicios de atención y asesoramiento, bajando incluso el rango de edad

Concentración a las puertas del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Cádiz) en repulsa por el asesinato de una mujer a manos de su pareja
Concentración a las puertas del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Cádiz) en repulsa por el asesinato de una mujer a manos de su pareja FOTO: Román Ríos EFE

El pasado mes de diciembre se contabilizaron 11 crímenes machistas en toda España, uno de ellos en Andalucía, concretamente en Dos Hermanas (Sevilla). En lo que llevamos de enero la cifra alcanza los cuatro, dos de ellos en El Puerto de Santa María (Cádiz) y Roquetas de Mar (Almería), respectivamente. Un repunte de casos que ha hecho saltar todas las alarmas y que ha llevado a la Junta de Andalucía a reclamar la «revisión» del Pacto de Estado contra la violencia de género. Así lo pidió el consejero de Sostenibilidad y portavoz del Gobierno andaluz, Ramón Fernández-Pacheco, tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno. A su juicio, esta herramienta debe ser «una gran oportunidad para alcanzar grandes consensos y para redoblar esfuerzos, cada uno desde el ámbito de nuestras competencias». Fue en 2017, con Mariano Rajoy en la Moncloa, cuando el Congreso de los Diputados aprobó el Pacto de Estado contra la violencia de género. Una iniciativa que no contó con el apoyo unánime de los grupos parlamentarios, ya que Unidas Podemos se abstuvo y presentó una enmienda a la totalidad. Contemplaba 213 medidas y una dotación económica de 1.000 millones de euros durante los siguientes cinco años. «Es descorazonador ver cómo siguen muriendo mujeres a manos de sus parejas y exparejas», aseguró Fernández-Pacheco, quien remarcó que desde el Gobierno andaluz «no nos vamos a resignar ni a bajar los brazos». En este sentido, hizo un llamamiento a la «unidad de acción» para «lograr la erradicación de este tipo de violencia, ya que es una misión compartida».

La Junta está redoblando los recursos en este ámbito, un hecho que se refleja en los 50 millones de euros que consigna el Presupuesto de 2023 al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), la cantidad más abultada de su historia. Esta inversión permitirá la ampliación de la red de acogida para víctimas de violencia de género, con una nueva casa en la provincia de Granada y la ampliación del centro de Córdoba hasta sumar 500 plazas. El pasado mes de diciembre se activó hasta en cinco ocasiones el servicio de apoyo en crisis a familiares de mujeres víctimas de violencia de género. Se trata de una iniciativa pionera en España que cuenta con 41 profesionales de guardia las 24 horas del día. Su objetivo es la recuperación emocional de las familias mediante la atención psicológica. El pasado mes atendió a 35 personas en las provincias de Cádiz, Granada, Málaga y Sevilla. Junto a ello, el departamento que dirige Loles López ha reactivado las comisiones provinciales de seguimiento contra la violencia de género, lideradas por el IAM. Una herramienta que busca reforzar la asistencia a las víctimas y mejorar la coordinación entre las administraciones e instituciones en este ámbito, con la implicación de profesionales de la sanidad, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tribunales, Subdelegaciones del Gobierno y personal técnico.

Un recurso de nueva creación es un programa de atención psicológica a mujeres con edades comprendidas entre los 18 y 25 años, tanto si viven en la capital como en las zonas rurales. El IAM atiende cada año a más de 500 adolescentes víctimas de la violencia machista en sus primeras relaciones de pareja. Además, está prevista la creación de nuevos protocolos para mejorar la asistencia a las víctimas, ajustados a perfiles muy distintos como las mujeres del medio rural, las migrantes o mujeres con problemas de salud mental. Junto a ello, estos protocolos abordarán nuevas formas de violencia, como la ciberviolencia de género, un fenómeno cada vez más extendido entre los jóvenes. Estos protocolos se suman a los diez ya realizados que ponen el foco en las mujeres con discapacidad, menores de edad o de etnia gitana, entre otros colectivos.

También se refuerza el servicio de asesoramiento jurídico a mujeres víctimas de violencia sexual, que cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros. La cifra triplica la financiación anterior. Este servicio, como novedad, atenderá a mujeres a partir de 16 años, cuando antes se centraba en mayores de edad. Incluso se abre a asistir a chicas con edades comprendidas entre los 12 y 15 años. Junto a ello, se extiende la atención a los centros municipales de información a la mujer para llegar a las mujeres del medio rural. Del mismo modo, se trabaja en un proyecto que derivará en la creación de ocho centros de atención 24 horas para estas víctimas, uno en cada provincia andaluza.