El abuso de alcohol causa osteoporosis en hombres

La presencia de esta enfermedad en población joven es similar en ambos sexos

Tradicionalmente la osteoporosis se ha considerado como una enfermedad puramente femenina, pero lo cierto es que esa creencia es un grave error. Aunque las cifras son más elevadas entre las mujeres, no es sólo cosa de ellas: a partir de los 50 años, una de cada tres féminas y uno de cada cinco hombres sufrirá una fractura durante el resto de sus vidas. Aunque existen aspectos diferenciales relacionados con la adquisición del pico de masa ósea y la pérdida ósea que se produce a lo largo de la vida entre hombres y mujeres, la frecuencia de osteoporosis en individuos jóvenes es similar en ambos sexos, tal y como se puso de relieve durante el II Curso de Osteoporosis y Patología Metabólica Ósea de la Sociedad Española de Reumatología (SER). «La aparición de esta enfermedad en los varones todavía es algo desconocido y las fracturas que pueden darse, a priori, no suelen asociarse con la osteoporosis. Por ello, la densitometría es una prueba que no se realiza de manera tan frecuente como en las mujeres y sólo en caso de fractura ya se piensa en esta vía de diagnóstico», asegura Antonio Naranjo, coordinador del curso y reumatólogo en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín.Puestos a buscar las razones por las que esta patología se cuela en el historial clínico de un varón joven, los expertos ponen sobre la mesa una razón clave para ellos: el abuso del alcohol. «El consumo de más de dos unidades diarias de alcohol, ya sea en forma de cerveza, vino o whisky, ya supone un factor de riesgo para el desarrollo de osteoporosis con mayor incidencia en los hombres. La clave está en el consumo excesivo, pues una copa de vino no tiene por qué ser mala», detalla Naranjo, quien hace hincapié en que «este tipo de problema reumatológico suele darse normalmente en varones de más de 40 años, aunque a mayor edad se incrementa la probabilidad de que aparezca esta patología. A pesar de que no hay datos exactos, se estima que uno de cada cinco casos de osteoporosis en hombres está relacionado con el abuso del alcohol».En este sentido, la doctora Pilar Peris, reumatóloga del Hospital Clínic de Barcelona, afirma que «en este grupo de población de adultos jóvenes, el desarrollo de osteoporosis suele asociarse a causas secundarias; de hecho, se ha descrito que alrededor del 50% de individuos jóvenes con esta patología, tanto hombres como mujeres, presentan enfermedades o fármacos relacionados con su desarrollo, siendo el tratamiento prolongado con glucocorticoides una de las causas más frecuentes». De esta manera, en los varones «el hipogonadismo, la ingesta elevada de alcohol y el tratamiento con glucocorticoides son las causas más frecuentes de osteoporosis. Al igual que ocurre en la mujer joven, la alta frecuencia de procesos asociados al desarrollo de esta enfermedad en el varón indica la necesidad de realizar una historia clínica y examen de laboratorio dirigidos a descartar causas secundarias de osteoporosis en estos pacientes», asegura Peris.

Osteoporosis en mujeres pre-menopaúsicasEn la mujer joven premenopáusica la presencia de osteoporosis es infrecuente y tiene unas características especiales, como son «su frecuente asociación a causas secundarias de osteoporosis y la necesidad de recordar que la mayoría de mujeres jóvenes se encuentran en edad fértil por lo que el tratamiento farmacológico en este grupo de población siempre deberá valorarse con cautela», especificó la reumatóloga. El abordaje clínico de estas pacientes implica un estudio minucioso y, tal y como recuerda la Peri, «es importante tener en cuenta que alrededor del 50% de estas pacientes, tras un estudio exhaustivo, no presenta fármacos o enfermedades asociadas a la pérdida de masa ósea. En este caso se establece el diagnóstico de “osteoporosis idiopática”, en la que suele ser frecuente el antecedente familiar de osteoporosis y, según la historia clínica de la paciente, puede estar indicado realizar un estudio genético para descartar otros procesos, como la osteogénesis imperfecta o la hipofosfatasia, entre otros».

Cómo prevenir la enfermedad Los especialistas reunidos en el II Curso de Osteoporosis de la SER coinciden en la importancia de mantener unos hábitos de vida saludable para prevenir esta patología, destacando la importancia de realizar ejercicio físico (especialmente con carga) de forma habitual, una ingesta correcta de calcio y vitamina D, así como evitar hábitos tóxicos como el alcohol y el tabaco. En el caso de las mujeres, el antecedente de fracturas por fragilidad, la existencia de periodos de amenorrea prolongados y/o una menopausia precoz también son factores que se asocian a una menor masa ósea, así como el tener un peso bajo cuando se alcanza la adolescencia. «Las medidas preventivas, especialmente las relacionadas con los hábitos de vida saludables, deben realizarse desde la infancia, ya que estos factores contribuyen en la adquisición del pico de masa ósea, que suele alcanzarse entre los 25-30 años», hace hincapié la doctora Peris.Y en esta misma línea, Naranjo recuerda que «el consejo general que podemos dar es llevar una vida saludable, es decir, tener una dieta variada y rica en productos lácteos, realizar ejercicio físico de forma moderada, como caminar, ya que eso mejora los reflejos y evita las caídas».