• 1

«El futuro de las terapias para el daño cerebral adquirido lo marcará la ingeniería»

Ana Enríquez / Médico de familia y coordinadora del Instituto de Neuro-Rehabilitación Quironsalud Pontevedra

  • Ana Enríquez / Foto: Archivo
    Ana Enríquez / Foto: Archivo

Tiempo de lectura 4 min.

30 de abril de 2018. 19:40h

Comentada
Pilar Pérez 30/4/2018

1- ¿Cuáles son los orígenes del daño cerebral adquirido?

El daño cerebral adquirido es una lesión en el cerebro sobrevenida por un accidente. La causa más frecuente de daño cerebral adquirido son los accidentes cerebrovasculares como el ictus, que representan el 78% de los casos. El 22% restante corresponde a tumores cerebrales, encefalopatías anóxicas e infecciones.

2- ¿Hay diferencias entre su afectación en niños y en adultos?

La diferencia principal reside en la etiología de la enfermedad, es decir, el origen o la causa que provoca el daño. En los niños pueden ser causas prenatales, alteraciones genéticas o enfermedades de la madre y/o el feto, infecciones intrauterinas; perinatales, que se pueden producir durante el parto, y postnatales. En el caso de los adultos, nos encontramos con accidentes laborales o de tráfico, accidentes cerebrovasculares o tumores.

3- ¿Cuáles son los tratamientos más habituales?

Nuestra experiencia de más de 17 años nos ha permitido comprobar que el tratamiento más eficaz es el abordaje de la rehabilitación individualizada con un equipo multidisciplinar. Esto significa que en el Instituto de Neuro-Rehabilitación Quirónsalud Pontevedra las personas con daño cerebral adquirido realizan terapias individualizadas y son atendidas por una médico rehabilitadora, neuropsicólogas, logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y la trabajadora social que ayuda a las familias. Y este trabajo se realiza con una perspectiva transdisciplinar, es decir, que todos estos profesionales trabajamos para un mismo objetivo de recuperación. Además, celebramos reuniones con la familia donde compartimos los objetivos del tratamiento y les animamos a ser una parte activa de la neuro-rehabilitación. Hemos comprobado que la implicación del entorno familiar constituye un elemento muy positivo para la recuperación del paciente.

4- ¿Cuáles son las nuevas opciones terapéuticas?

El futuro de los tratamientos del daño cerebral adquirido estará marcado por los desarrollos de la ingeniería y la informática. Ahora mismo ya están proporcionando nuevas opciones terapéuticas con software diseñados para estos tratamientos. En nuestro centro, las terapias se complementan con la rehabilitación robotizada que se realiza con el Lokomat, un equipo de última tecnología que ayuda a realizar movimientos sobre una cinta rodante y facilita un progreso más rápido mediante sesiones de entrenamiento más largas, intensivas y eficientes. Combinado con una interface audiovisual de los ejercicios, la rehabilitación robotizada se convierte en una terapia motivadora, que permite un ajuste individual para un progreso más rápido. El software que incluye nos permite cuanticar las mejorías de forma objetiva y mejorar aspectos como las reacciones de enderezamiento, modulación del tono, simetría de la marcha y velocidad. Este sistema cuenta, además, con otra gran ventaja: la inclusión del módulo pediátrico, lo que posibilita que esta terapia pueda utilizarse en niños desde cuatro años con parálisis cerebral, traumatismo cráneo-encefálico grave u otras enfermedades neurológicas.

5- ¿Qué papel juegan la rehabilitación y las terapias no farmacológicas?

Un papel fundamental, porque podemos diseñar programas para la recuperación óptima de las funciones dañadas, potenciar las capacidades preservadas y realizar una adaptación progresiva a las limitaciones derivadas.

6- ¿Qué puede elevar su efectividad?

Las claves del éxito del abordaje terapéutico están en la precocidad en someterse al tratamiento rehabilitador, la intensidad de la terapia y la atención por parte de un equipo multidisciplinar. La premura en el inicio de la terapia es importante debido a la mayor plasticidad cerebral, las redes neuronales pueden comenzar a recuperar la función perdida o disminuida gracias a las nuevas interconexiones entre neuronas.

7- ¿Qué rol deben tener los familiares más cercanos?

Un alto porcentaje del éxito de la intervención terapéutica se cimenta en la participación e implicación de la familia durante todo el proceso. Desde el departamento de Neuropsicología prestamos apoyo a las familias para ayudarles a sobrellevar los cambios que se producen en el entorno familiar.

8- ¿Cómo debe ser el grupo multidisciplinar que gira en torno a estos pacientes y quién debe coordinar las acciones necesarias?

Nosotros ponemos a disposición del paciente un equipo de profesionales especializados en disciplinas como la Logopedia, la Fisioterapia, la Neuropsicología, la Terapia Ocupacional coordinadas por un médico rehabilitador para el diseño y seguimiento de cada uno de los programadas individualizados de rehabilitación. No obstante, también resulta necesario el apoyo y la colaboración del resto del equipo médico del hospital de referencia para el paciente.

9- ¿Cuáles son las opciones de mejoría según el grado de afectación y edad del paciente?

Las opciones de mejoría se basan en obtener la mayor autonomía posible, potenciando las capacidades preservadas, y adaptarse a las limitaciones derivadas del daño cerebral.

10- ¿Cuáles son las líneas de investigación de futuro que están más cerca de llegar al afectado?

Las líneas de investigación sobre la autorreparación del cerebro dañado, las terapias con células madre, plasticidad cerebral o mecanismos de autoprotección para reducir el daño causado por un infarto cerebral.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs