• 1

«Los avances en innovación han salvado más de cuatro millones de vidas en Europa»

Gabriel Galván / Director general de Novartis Oncology

  • Gabriel Galván
    Gabriel Galván

Tiempo de lectura 4 min.

05 de febrero de 2018. 17:25h

Comentada
Pilar Pérez 5/2/2018

- El último año Novartis ha puesto en el arsenal terapéutico importantes novedades en el campo de la Oncología. ¿Qué significan para la compañía?

-Contamos con una amplia cartera de 22 medicamentos aprobados en las áreas de tumores sólidos, hematología y enfermedades raras destinados al tratamiento de más de 25 enfermedades. Durante 2017 hemos impulsado importantes avances en el campo de la oncohematología que han consolidado nuestro liderazgo en enfermedades como la leucemia, la mielofibrosis, el melanoma o el cáncer de mama. Estos logros contribuyen a nuestro portfolio y refuerzan nuestro compromiso y apuesta por la innovación y la investigación como nuestro motor y razón de ser para seguir mejorando la vida de los pacientes con cáncer.

-Uno de ellos, ribociclib, ha obtenido una aprobación excepcional, ¿apuntaba ya «maneras» en las fases I y II o sus resultados se han consolidado y superado las expectativas en fase III?

-Uno de los hitos más destacados del pasado año ha sido la presentación de una nueva clase terapéutica para el cáncer de mama metastásico HR+/HER2. Se trata de un inhibidor selectivo de las CDK4/6 que ayuda a retardar la progresión de este subtipo tumoral. La sólida evidencia científica obtenida a través del estudio de fase III Monaleesa-2 ha sido la piedra angular sobre la que se han basado las autoridades sanitarias internacionales y nacionales para apoyar la llegada de ribociclib a la práctica clínica. Este estudio se enmarca dentro del amplio programa clínico Monaleesa, que cuenta con más de 10 ensayos y más de 4.000 pacientes de todo el mundo, y que sigue evaluando la eficacia y seguridad de ribociclib en combinación con diferentes agentes endocrinos en diferentes poblaciones de pacientes con cáncer de mama metastásico HR+/HER2-.

-También les han dado luz verde a la terapia CART para la leucemia. Pese a las críticas por su elevado coste, ¿qué significa para pacientes y clínicos?

-Tisagenlecleucel es la primera terapia de células T con receptores de antígenos quiméricos (CART) aprobada únicamente en Estados Unidos por la FDA para tratar a pacientes pediátricos y adultos jóvenes con leucemia linfoblástica aguda. Además, a finales del 2017 se presentaron solicitudes de aprobación de esta terapia a la Agencia Europea del Medicamento para el tratamiento de estos pacientes con leucemia linfoblástica aguda y para los adultos con linfoma difuso de células B grandes. Se trata de una terapia de administración única y ofrece un beneficio significativo teniendo en cuenta su valor médico, el que tiene para el paciente, el que supone para la sociedad y el impacto general que representa para el sistema de salud. Novartis tiene un firme compromiso por asegurar que los pacientes candidatos tengan acceso a esta revolucionaria estrategia y trabajará para que el precio del tratamiento responda al valor de esta nueva terapia basado en los resultados clínicos alcanzados buscando el equilibrio entre acceso a la innovación y sostenibilidad del sistema sanitario.

-¿Qué moléculas para otros tumores tiene la compañía en el «laboratorio»?

-Estamos desarrollando más de 50 entidades moleculares en 30 indicaciones diferentes, dando lugar a uno de los pipelines más robustos e innovadores del sector. Disponemos de 17 compuestos en fase de confirmación, diseñados para aprovechar las mutaciones genéticas de las células cancerosas. Además, en el campo de la inmunoterapia disponemos de 12 activos en fase de ensayo clínico. Centramos la investigación en distintos tipos de tumores como el cáncer de mama, el melanoma o la leucemia. También trabajamos en el ámbito de las enfermedades raras.

-¿Qué tumores presentan más desafíos?

-Los cambios en la innovación farmacéutica aportan un conocimiento mucho más preciso del funcionamiento de las células a nivel molecular y dan paso a nuevos fármacos que transforman y reconfiguran el tratamiento y el pronóstico de muchas enfermedades oncohematológicas. La mortalidad asociada a la gran mayoría de tumores, y al cáncer en general, se ha reducido de forma muy significativa en las últimas décadas gracias a unos avances en innovación que han posibilitado que, en los últimos 30 años, se hayan salvado más de cuatro millones de vidas sólo en Europa. Sin embargo, dicha innovación sigue planteando retos en torno a la sostenibilidad, la atención y el acceso. Según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Oncología Médica, en 2017 se diagnosticaron 228.482 nuevos casos de cáncer en nuestro país. Además, se prevé que esta cifra ascienda a 315.413 en 2035. Por lo tanto, el aumento de la supervivencia y la mejora del pronóstico en tumores de alta incidencia, como el cáncer de pulmón o el cáncer de mama, conllevan nuevos desafíos –vinculados a la cronificación y a una mayor prevalencia– a los que debemos hacer frente en el ámbito sanitario y que, sin duda, requieren modelos y estrategias innovadoras de colaboración.

-Más allá de fármacos, desarrollan iniciativas encaminadas a la formación y educación tanto de pacientes como de clínicos. ¿Cuáles destacaría?

Colaboramos con asociaciones de pacientes y sociedades científicas y otras entidades en varios proyectos o iniciativas que tienen el fin de atender las necesidades de los pacientes y proporcionar herramientas relacionadas con el manejo de distintas enfermedades oncohematológicas.

España, referencia

«España es uno de los países de la organización de Novartis Oncology que más investigación clínica atrae en número de ensayos clínicos activos en fases tempranas estando prácticamente al nivel de Estados Unidos, además de realizar una aportación muy significativa de pacientes a nivel europeo. En 2016, hemos promovido 133 ensayos clínicos, con la participación de 108 centros colaboradores y más de 1.000 pacientes en nuestro país».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs