Deportes

Doncic humilla a los Lakers de LeBron en Los Ángeles

El esloveno rozó el triple doble (27 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias) y lideró el triunfo de los Mavs en la tercera derrota esta temporada de los Lakers

LeBron James, Luka Doncic
Doncic y LeBron James pelean por el control del balón en el StaplesMarcio Jose SanchezAP

Luka Doncic ratificó en el Staples Center ante los Lakers y en un partido retransmitido a todo Estados Unidos que con 20 años es una de las grandes estrellas de la NBA. Sus Mavs ganaron en L. A. (100-114) y el esloveno fue decisivo en los minutos en que los tejanos atropellaron al equipo de LeBron James. Fue en el tercer cuarto. Antes Doncic había estado más preocupado de protestar a los árbitros que de dirigir a los suyos. Cuando se centró, el partido se desarrolló a su antojo. Terminó rozando su octavo triple doble. Firmó 27 puntos, 9 rebotes, 10 asistencias y 3 robos en 32:41. LeBron se quedó en 25 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias, aunque su mayor producción llegó cuando el partido ya estaba decidido.

Lo del tercer cuarto del balcánico fue uno de esos recitales que se han convertido habituales en el arranque de la temporada. Se fue al descanso con unos números impropios de sus últimas semanas. La hoja de servicios presentaba 6 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias en 15:44 y lo más extraño es que con él en pista, los Mavericks acumulaban un -13 en contra. Dio lo mismo. Se olvidó de la exhibición de Anthony Davis en los dos primeros cuartos y empezó a mandar. Bandejas, triples, tiros libres, manejo del balón como le daba la gana... Anotó 14 puntos y dio 5 asistencias para que los Mavericks se escaparan por más de 20 puntos. Los imponentes Lakers del 17/2 (sus únicas derrotas había llegado ante los Clippers en el estreno y ante los Raptors) y las diez victorias seguidas se quedaron en nada.

Ya lo dijo LeBron antes del partido: «Es un maldito hijo de... Ya os lo intenté decir hace tiempo». Y un ex jugador metido a comentarista como Kendrick Perkins: «Luka Doncic es un baby LeBron James, pero siendo menos atlético». Doncic gobernó el partido en los minutos de la verdad y cuando se sentó recibió el reconocimiento unánime del Staples. Sus Mavericks son el cuarto mejor equipo del Oeste, un serio candidato a entrar en los playoffs y cuentan con un jugador único, Luka Doncic.