Cultura

Curiosidades

Descubre las expresiones y palabras manchegas más populares de la zona: desde 'cansaliebres' hasta 'zapatiesta'

Castilla-La Mancha cuenta con su propio diccionario llamado 'El Bienhablao' que recoge las expresiones más conocidas de la zona

El Diccionario de la RAE cuenta con más de 100.000 palabras
El 'Bienhablao' recoge su visión sobre las palabras más populares de Castilla-La ManchaDreamstime

Desde que José Mota irrumpió en la televisión, primero con 'Cruz y Raya', y después con 'La hora de José Mota', son muchas las palabras y expresiones castellanomanchegas con las que el humorista ha deleitado a todos en la pequeña pantalla. Y es que como no podía ser de otra manera, el cómico utiliza sus orígenes, un pequeño pueblo llamado Montiel, en Ciudad Real, para hacer mella en la audiencia española.

"Nunca es tarde si la vara es buena", "cabeza alberca, pregonao barba chivo, tobillo cabra, bigote zorra, tripas de hule, hartosopas" o "cuerpoestufa, pechotordo, pelopimentón, seguro que te caiste a un puchero de azafrán" son solo algunas de las expresiones que José Mota ha pronunciado en su paso por televisión.

Expresiones y vocablos castellanomanchegos

Estas y otras palabras se han hecho famosas en toda España, sin embargo, a veces se desconoce su significado. En Castilla-La Mancha cuentan con su propio diccionario llamado 'El Bienhablao' que recoge los vocablos más famosos de la zona y su significado.

En este diccionario se recogen palabras que ya todos conocen su significado como 'achicharrao', tener mucho calor; forastero, persona desconocida; jamacuco, sufrir un desmayo o vocerío, muchas voces juntas. No obstante, también tiene sus propias palabras: requilorio, vivales, tremolina, rocín, miaja, haragán, golismero o sagato son solo algunas de ellas.

Ser un 'vivales', por ejemplo, es una persona que le gusta mucho la fiesta y que suele ser bueno para los negocios por su capacidad comunicativa. Liarse una 'tremolina' o una 'zapatiesta' significa tener una discusión o un enfado grandes. Tener un 'rocín' es lo mismo que tener un caballo torpe y delgado que sirve para poco.

En Castilla-La Mancha hay varias maneras de dirigirse a una persona que, por lo normal, no suele caer bien. Ser un 'cansaliebres' es una persona pesada e insistente. Un 'golismero' es aquella persona que es cotilla. 'Bacín' una persona entrometida que cree saberlo todo y 'haragán' una persona a la que no le gusta trabajar, que está ociosa.

También existen otras expresiones como comenzar la 'sementera' que significa empezar con la temporada de la siembra. Sufrir el 'sagato', el olor que se queda en la ropa y en el pelo después de haber estado presente en una hoguera. Estar en el 'rechisquero', referido al calor intenso del mediodía en una jornada de verano.

Y, por último, dos expresiones que todo castellanomanchego repiten con asiduidad: 'Ea' y 'miaja'. 'Ea' también es usada en Andalucía y significa sorpresa o asombro, aunque muchos la utilizan al inicio de una frase como una coletilla. 'Miaja', por el contrario, se usa para referirse a poca cantidad de algo. Por ejemplo: Trae una miaja más de pan.

Castilla-La Mancha, además de ser una tierra rica en gastronomía, también lo es en cultura con vocablos y expresiones que sorprenden al resto de comunidades autónomas.