Puente reivindica la gestión municipal en la lucha contra el cambio climático

El alcalde de Valladolid participa en una mesa redonda sobre políticas locales en la Cumbre del Clima de Madrid, donde advierte de que el futuro de las generaciones venideras pasa por cambiar el modo de vida actual

«Las ciudades del mundo constituyen la principal causa del cambio climático, pero, a la vez, pueden ser parte de la solución, ya que son los ayuntamientos los deben liderar acciones sostenibles e innovadoras que ayuden a reducir la huella de carbono».

Son palabras del alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, ayer en Madrid durante su participación en una mesa redonda en la zona azul de Ifema sobre políticas municipales contra el cambio climático, dentro de la Cumbre del Clima (COP 25), donde reivindicaba mayor protagonismo para los ayuntamientos en esta lucha.

Si bien , Puente aseguraba que este proceso debe ir de la mano de un cambio en el modo de vida actual de los ciudadanos, y advertía de que el futuro de las generaciones venideras «pasa única y exclusivamente porque estemos dispuestos a hacerlo».

Durante su intervención, el primer edil leonés hacía un repaso de las actividades que desde el Ayuntamiento de Valladolid se están llevando a cabo para reducir la contaminación y hacer de la ciudad un lugar más amable y limpio para vivir y trabajar.

Así, en materia de Urbanismo, Óscar Puente en materia de urbanismo, Puente destacaba el impulso a la regeneración urbana de los barrios más desfavorecidos, o su apuesta por una ciudad «más compacta», que crezca por dentro y en el entorno del casco urbano en luchar de hacerlo por la periferia evitando el desarrollo de promociones inmobiliarias alejadas de lo ya construido, «que dificultarían la prestación de todo tipo de servicios por parte del Ayuntamiento y que serían medioambientalmente poco sostenibles», apuntaba.

En movilidad urbana, Puente ponía en valor el plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire, con la que limitan el tráfico de vehículos privados por el centro de la ciudad cuando se producen episodios de contaminación.

El fomento del uso del transporte público, con la renovación de la flota de autobuses urbanos; la creación de la primera línea electrificada de España; la gratuidad del autobús urbano para jóvenes hasta 15 años; o la apuesta por el vehículo eléctrico, con subvenciones para que las empresas que operan en la ciudad puedan adquirirlos para el reparto, eran otras de las iniciativas puestas en marcha en Valladolid en los últimos años que destacaba el alcalde durante la mesa redonda.

Puente finalizaba poniendo en valor también la ampliación de los aparcamientos disuasorios, el aumento del número de carriles bicis y la mejora del servicio público de alquiler de bicicletas. «Valladolid -decía-es actualmente un referente» mundial en el desafío del cambio climático gracias a sus buenas prácticas».