Más implicación de los sanitarios para aumentar las donaciones de sangre

Con la campaña «Ya que estamos, donamos», la Consejería de Sanidad busca una mayor complicidad de los profesionales de consultorios locales a través de sesiones divulgativas

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, presenta una campaña para fomentar la donación de sangre entre profesionales de Atención Primaria. En la imagen la consejera se dispone a donar sangre durante la campaña.
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, presenta una campaña para fomentar la donación de sangre entre profesionales de Atención Primaria. En la imagen la consejera se dispone a donar sangre durante la campaña.Wellington Dos Santos Pereira

«Ya que estamos, donamos» es el título de la nueva campaña emprendida desde la Consejería de Sanidad con el que se pretende fomentar la donación de sangre entre los profesionales de Atención Primara. Una iniciativa que presentaba la consejera en esta materia en Castilla y León, Verónica Casado, junto con la directora del Centro de Hemoterapia y Hemodonación de la Comunidad, Lydia Blanco, y que además incluirá diversas acciones como sesiones divulgativas o el reparto de materiales informativos a los ciudadanos.

«Donar tu sangre es el acto más valioso que puede hacer un se humano a otro», señalaba Casado al declarar que « es un recurso insustituible, que no se puede crear no fabricar».

Con ello se pretende tener suficiente sangre, en unos momentos en que Castilla y León cuenta con una tasa muy elevada, y de momento, las 450 donaciones diarias, para tener los suficientes recursos, se van cumpliendo, como indicaba Lydia Blanco.

Este proyecto, que se inició en el año 2018, busca incrementar los niveles de donación entre todo el personal de la Gerencia Regional de Salud, donde comenzó su andadura en los centros hospitalarios, debido al volumen de trabajadores existentes en los mismos y ahora se quiere extender a los trabajadores de los centros de salud y consultorios locales.

El pasado año se registró un total 99.071 donaciones de sangre, 34.152 en los puntos fijos de colecta y 64.919 en las periódicas que se realizan por toda la Comunidad. Además, a ellas hay que sumar 1.775 donaciones de aféresis de plaquetas y 4.844 de paslaféresis, por lo que el número total se elevó a las 105.690, lo que supone un 1,26 por ciento más que en el anterior año.

Con esta iniciativa se quiere dejar de lado también la extendida creencia de que los sanitarios son personal de riesgo y no pueden donar y con ello se quiere conseguir crear entre los trabajadores el hábito de donar sangre periódicamente y que los profesionales sanitarios se conviertan en «informadores» de las personas sanas de su entorno, para transmitirles las necesidades diarias de donación y actúen como intermediarios en el reclutamiento de nuevos donantes.

Una campaña que ha arrancado en el barrio vallisoletano de Parquesol, y donde se quiere implicar también a los tres institutos de Educación Secundaria de la zona, las dos asociaciones de vecinos y los comerciantes de la zona. Desde el año 2012 se han presentado 3.402 personas a donar en este barrio, con una media de unas 600 personas aproximadamente por año.

Urgencias pediátricas

Por otra parte la consejera negaba que existiera un desmantelamiento del servicio de urgencias pediátricas en la capital vallisoletana y señalaba que en las últimas horas se está consultando con los profesionales del área la reorganización de las urgencias pediátricas, con el objetivo de diseñar un plan en el que seamos capaces de tener una «buena coordinación»