Armisén solicita a Correos que mantenga el servicio domiciliario de reparto de prensa

La presidenta de la Diputación de Palencia lo considera un servicio básico en el Estado de Alarma

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, remitió una carta al presidente ejecutivo del Grupo Correos, Juan Manuel Serrano Quintana, en el que le solicita que la empresa pública recupere el servicio domiciliario de reparto de prensa.

Grupo Correos decidió la pasada semana que, mientras durase la actual situación de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19, se limitaría a prestar el Servicio Postal Universal que tiene encomendado, lo que ha implicado cancelar el reparto de periódicos y prensa.

«Como sabes, millones de personas en España -decenas de miles en la provincia de Palencia- viven en localidades que carecen de un punto de venta de prensa, por lo que su entrega a través de Correos es la única vía que tienen para acceder a ella», expone Ángeles Armisén al presidente de la empresa pública, a quien pide que se reconsidere esta decisión, con independencia de que el reparto domiciliario de periódicos y prensa no pertenezca al Servicio Postal Universal.

La presidenta de la Diputación de Palencia, que el pasado enero mantuvo una reunión en Madrid con Juan Manuel Serrano para analizar vías de colaboración con las que Correos apoye a los emprendedores del medio rural palentino, muestra su extrañeza al presidente por esta exclusión del reparto de prensa. «Por contactos previos que hemos tenido y por tu trayectoria al frente de la empresa pública que presides , -añade Armisén., me consta tu preocupación por las personas y los usuarios que residen en el medio rural, y por eso me ha extrañado mucho la reciente decisión de Correos».

La presidenta de la institución provincial palentina subraya en su carta «la importancia social y personal» de la prensa «máxime en la situación actual», algo que según la máxime dirigente de la Diputación «se evidencia en el propio decreto de estado de alarma aprobado por el Gobierno de España, que ha incluido la venta de prensa entre aquellas actividades básicas que no se han visto ni prohibidas ni limitadas».

Ángeles Armisén argumenta además que, «por las singularidades demográficas de la población del medio rural y la mayor brecha digital» en ese ámbito territorial, son muchas las personas que no pueden informarse por las versiones electrónicas de la prensa, sino que siguen contando con la prensa en papel como una principal vía para informarse, algo que también sucede en muchos pueblos de la provincia.

La presidenta de la Diputación de Palencia, que valora y reconoce el esfuerzo cotidiano de Correos y de su plantilla para atender a la provincia, concluye su carta a Juan Manuel Serrano indicándole que, más allá de la compleja situación actual y de cómo la legislación defina el Servicio Postal Universal, «acceder a la prensa y a los medios de comunicación en pie de igualdad, sin discriminación por lugar de residencia o cualquier otra circunstancia, es una muestra de salud democrática y efectivo cumplimiento del espíritu de la Constitución». Armisén se refiere, expresamente, al apartado “d” del artículo 20.1 de la carta magna, que reconoce y pro-tege para todos los españoles su derecho «a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión».