Siempre dispuestos a ayudar, pero con un futuro incierto

Los hoteles de Valladolid trabajan para garantizar al cliente, cuando puedan abrir sus puertas, la máxima seguridad

Los hoteles vallisoletanos trabajan para recuperar su esplendor una vez superen el Estado de Alerta. En la imagen, el Hotel Silken Juan de Austria de Valladolid
Los hoteles vallisoletanos trabajan para recuperar su esplendor una vez superen el Estado de Alerta. En la imagen, el Hotel Silken Juan de Austria de ValladolidSilken.com (nombre del dueño)La Razón

Ya llevan un mes cerrados, pero los hoteles siguen ofreciendo toda su colaboración a las administraciones, pese a vivir la situación con mucha incertidumbre. Es el caso de los establecimientos de Valladolid que desde el primer momento se pusieron a disposición del Ayuntamiento, la Diputación Provincial, la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España para aportar su granito de arena ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Así lo destaca a LA RAZÓN el presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid, Francisco Posada, que en todo momento muestra la incertidumbre que vive un sector tan importante para España, pero que también se prepara para impulsar los cambios que se van a producir después del Covid-19, porque “la cosa no va a ser igual”.

Francisco Posada, presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid
Francisco Posada, presidente de la Asociación de Hoteles de ValladolidMiriam Chacón (nombre del dueño)Ical

En este sentido, Francisco Posada, como es normal, no se atreve a poner fechas, pero tiene claro que el 2020 “está perdido”. A pesar de ello, avanza que los establecimientos hosteleros trabajan para adaptarse y seguir ofreciendo el mejor servicio a sus clientes. Para ello, buscan la colaboración de las administraciones para dar la vuelta a la situación con el fin de promocionar al sector “garantizando la seguridad y generando confianza”. “Tenemos claro que el miedo es libre y que no sabemos como va a reaccionar los clientes, pero nosotros vamos a estar preparados para que la gente sepa que los hoteles de Valladolid son seguros”, añade.

Colaboración en “tiempos de guerra”

Además resalta que pese a permanecer cerrados durante este mes, los hoteles han ofrecido colaboración a las administraciones para ceder habitaciones si fuera necesario, así como la cesión de material: toallas, geles, guantes, mascarillas, todo encaminado a ayudar en todo lo posible, “para entre todos salir de esta complicada situación”, subraya el presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid.

Sobre lo que más le preocupa, Francisco Posada lo tiene claro, “necesitamos que las administraciones ayuden a un sector que ha hecho tanto por este país”. ¿Y cómo se les puede ayer? Ampliando los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) más allá de la situación del Estado de Alarma. Y es que, según explica “si cuándo abramos las puertas no podemos celebrar grandes congresos, ni comuniones, ni bodas, se nos va a restringir el número de habitaciones, etc, está claro que no podemos arrancar con la plantilla al cien por cien, por ello es vital que nos permitan ampliar los ERTEs durante más tiempo”.

También muestra su preocupación por los pagos de tasas que tienen que hacer los establecimientos, en esto momentos que tienen cero ingresos. Al respecto, señala que ha hablado con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien "nos ha ofrecido toda la ayuda” y “nos ha transmitido tranquilidad”, pero claro, afirma Francisco Posada, “hay que ser pacientes, porque tampoco sabemos como puede afectar la situación” a los ayuntamientos.

Por último, el presidente de la Asociación de Hoteles de Valladolid asegura que “entre todos vamos a poder salir de este” y reitera que ofrecer una imagen de seguridad es fundamental para poder afrontar el 2021 con confianza y para salvar muchos de esos puestos de trabajo -unos 2.500 empleos genera el sector en Valladolid-, que el Covid-19 ha puesto en peligro.