Vehículos más modernos para la extinción de incendios en la provincia de Valladolid

La Diputación invierte un millón de euros en ellos que se destinarán a los parques de Tordesillas, Íscar y Peñafiel

La Diputación de Valladolid presentaba esta mañana en el Parque de bomberos de Tordesillas los cuatro nuevos vehículos destinados al Servicio de Extinción de Incendios y Protección Civil que la Diputación adquirió en 2019 por un millón de euros, en el que ha estado presente el presidente de la institución, Conrado Íscar.

Se trata de tres vehículos de rescate en accidentes de carretera y extinción de incendios, autobomba urbana ligera, que se destina a los Parques de Bomberos de Tordesillas, Iscar y Peñafiel. A estos se añade un vehículo autobomba rural pesada que, aunque va a estar estacionado en el Parque de Tordesillas, podrá utilizarse por cualquiera de los Parques del servicio de la Diputación cuando se precise.

Los vehículos Autobomba Urbana Ligera se destinarán tanto al rescate en accidentes de carreteras como a la extinción de incendios. Para ello disponen de un cabestrante eléctrico con capacidad mínima de arrastre de 3.600 kilogramos, así como de un gancho de remolque homologado capaz de arrastrar 3.500 kilos. La cisterna de agua del vehículo tiene una capacidad de 1.550 litros y de espumógeno de 50 litros. Los vehículos se destinan a los Parques de bomberos de Tordesillas, Iscar y Peñafiel.

El vehículo Autobomba Rural Pesada se encuentra equipado con cabestrante eléctrico con capacidad de arrastre de 3.600 kilos, gancho de remolque homologado para 3.500 kilos y la capacidad de su cisterna de agua es de 3.100 litros. Está previsto que este vehículo se destine al uso por todos los parques de bomberos cuando se precise, aunque habitualmente estará estacionado en el parque de Tordesillas.

Otros dos vehículos similares a este se entregaron a principios del año 2019 en los parques de bomberos de Medina del Campo y Medina de Rioseco, aunque entonces no pudieron presentarse y por ello se han traído hoy al parque de Tordesillas para ser mostrados junto a las nuevas dotaciones. Actualmente estos vehículos están operativos y tienen una valoración muy positiva por la alta eficacia demostrada en el desempeño de su función.

Antes de la presentación de los vehículos, el presidente de la institución, Conrado Íscar mantenía una reunión de trabajo con los jefes e los cinco parques provinciales de bomberos para agradecerles el trabajo realizado desde que se decretara el Estado de Alarma. En este tiempo, los parques provinciales han llevado a cabo una importante labor de desinfección de los municipios de la provincia y de edificios públicos como los centros Residenciales de la Diputación de Valladolid.

Asimismo, en ese encuentro se ha abordado la planificación del trabajo de los próximos meses y la preocupación de la Diputación de Valladolid por la campaña de incendios, que se presenta muy complicada debido al incremento de la masa vegetal debido a las condiciones meteorológicas y al confinamiento.