Sánchez aprueba hoy el fondo de 16.000 millones que da la espalda al reto demográfico

Si se siguieran los mismos criterios del modelo de financiación autonómica Castilla y León recibiría 110 millones de euros más

Castilla y León es una de las regiones más despobladas, envejecidas y cuya población está más dispersa en su territorio
Castilla y León es una de las regiones más despobladas, envejecidas y cuya población está más dispersa en su territorioManuel Olmedo

Salvo sorpresa monumental, este martes el consejo de ministros dará luz verde al polémico fondo extraordinario de 16.000 millones de euros para paliar las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia que se repartirán todas las regiones de la España autonómica.

Un fondo que destinará 9.000 millones de euros para gasto sociosanitario en lugar de los 11.000 que se habían previsto cuando se anunció, y que se distribuirán en dos fases: una primera ahora en julio por valor de seis mil millones y otra en noviembre de tres mil. Las Comunidades también se repartirán otros dos mil millones de euros más para Educación mientras que los cinco mil millones restantes de este fondo se distribuirán para compensar la disminución de ingresos por la caída de la actividad económica.

Desde que lo anunciara Pedro Sánchez hace ya casi dos meses, este fondo ha generado mucho debate en las autonomías y en los medios de comunicación debido a que ha ido variando de criterios de distribución de las cantidades hasta el definitivo que se confirmaba hace apenas diez días durante la penúltima conferencia de presidentes telemática, y que vuelve a perjudicar a Castilla y León, que lo haga como lo haga siempre sale mal parada en este tipo de negociaciones.

Y es que el hecho de que se prime más a aquellos territorios con más población y además joven, así como a los que tengan un mayor Producto Interior Bruto (PIB), que se desplacen en metro o cercanías y dispongan además de más capacidad fiscal va en detrimento de nuestra Comunidad, que siempre ha defendido para este fondo pero también para el futuro modelo de financiación autonómica que se ayude en mayor medida a los territorios más despoblados y envejecidos, pero también y sobre todo más dispersos como es Castilla y León ya que el coste real de la prestación de un servicio es mucho más caro.

“Este fondo da la espalda al reto demográfico porque son los territorios que tienen menos población los que necesitan de más apoyo y no recortes para que puedan repoblarse”, lamentaba este pasado domingo el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que aunque espera poder contar con al menos 650 millones de euros de este fondo, asegura que si se siguieran los mismos criterios de reparto en este fondo que el existente para el actual modelo de financiación autonómica, que ya es de por sí malo para Castilla y León, aún así nuestra Comunidad obtendría 110 millones de euros a mayores.

Además, el hecho de que hayan recortado dos mil millones de euros los once mil previstos en un principio para Sanidad y Servicios Sociales perjudica igualmente a aquellas regiones que más han sufrido las consecuencias de la pandemia del coronavirus, como es el caso de Castilla y León que está entre las cuatro que más ha sufrido en sus carnes a este letal y contagioso Covid.

Otras ayudas

Por otra parte, el consejo de ministros aprobará también este martes el Plan para reactivar el sector de la Automoción, dotado con más de tres mil millones de los cuales 250 serán para la renovación de vehículos y cien para el impulso a la movilidad eléctrica y sostenible.

Además, el Gobierno aprobará ayudas por valor de 50 millones de euros a proyectos de I+D+I en el ámbito de la Industria Manufacturera además de préstamos a otros del ámbito de la Industria Conectada 4.0 por valor de 25 millones de euros.

Finalmente, el Gobierno de España dará luz verde al quinto tramo de la línea de avales del ICO, dotado con 8.000 millones para pymes y autónomos y 5.000 millones para grandes empresas, así como otros 2.500 millones para pequeñas y medianas empresas y trabajadores por cuenta propia pero exclusivamente del sector turístico.