Javier Izquierdo anima a aprovechar la garantía de un “turismo seguro” en Castilla y León

El delegado del Gobierno en la Comunidad visita el Parador de Benavente cuya red tiene ya abiertos todos sus establecimientos en España con una media de ocupación del 76 por ciento

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y el presidente de Paradores, Oscar López, visitan el Parador de Benavente (Zamora), con motivo de la reapertura de la red hotelera de la compañía
El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y el presidente de Paradores, Oscar López, visitan el Parador de Benavente (Zamora), con motivo de la reapertura de la red hotelera de la compañíaJ.L.LealIcal

Turismo seguro y sin aglomeraciones. Eso es lo que ofrece Castilla y León y es lo que el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, destacó durante su visita al Parador de la zamorana Benavente, donde hizo un llamamiento para que el sector aproveche las oportunidades de este año al ofertar “un turismo distinto, con una enorme riqueza patrimonial natural y cultural”.

Izquierdo hizo estas declaraciones en el acto de reapertura al público de los 98 establecimientos de la red nacional de Paradores de Turismo, que se celebró en Benavente y al que asistió el presidente de Paradores de Turismo de España, Óscar López.

El delegado aseguró que el compromiso del Gobierno de España con el turismo está “al máximo nivel” y que, en un año en el que seguramente las cifras no sean tan positivas como en los anteriores, la sociedad tiene que apoyar también al conjunto de un sector que “le da mucho al país y a Castilla y León”.

Tenemos un paraíso a las puertas de nuestra casa y por tanto, disfrutémoslo y hagamos uso de nuestro turismo porque estaremos conociendo mejor nuestro país, nuestros recursos y estaremos ayudando al sector turístico a pasar estos momentos tan duros que han tenido que afrontar durante esta crisis”, señaló. Además, destacó que la sociedad española debe mucho a este sector económico “por haber ayudado a que fuéramos capaces de afrontar la última crisis con más capacidad”.

Asimismo, calificó a los Paradores de Turismo de “mascarón de proa y modelo de cómo se deben prestar los servicios de hotelería y hostelería en España” y destacó el “compromiso” de la red nacional de estos establecimientos, que “predica con el ejemplo” en cuanto a las normas y protocolos acordados con el sector en relación con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. “Cualquier cliente que venga a un parador está en las mejores condiciones posibles de seguridad frente a cualquier contagio”, aseguró.

“Este es un elemento más que contribuye a fijar población. El turismo impulsado desde los Paradores en Castilla y León es un pieza significativa contribuye de forma muy importante al mantenimiento de población en el territorio”, aseguró. “No podemos entender el turismo de interior sin el compromiso con lo local. Paradores apuesta por el consumo de productos autóctonos en sus cartas de restaurantes y por la eliminación de plásticos de primer uso, que también son señas de identidad de lo que debe ser una empresa pública”, apuntó.

Abre toda la Red

La red nacional de Paradores ha abierto ya todos sus establecimientos en España con una media de ocupación del 76 por ciento para este fin de semana, después de más de tres meses cerrados por la pandemia, según explicó el presidente de la red, Óscar López, quien aseguró que es una ocupación “muy alta” y aludió a la ilusión porque “los clientes están respondiendo”, pero también a la responsabilidad para que las medidas funcionen.

Entre las medidas aplicadas para evitar contagios destacan mamparas de protección, puntos de desinfección, distanciamiento social, uso de mascarilla y el precinto en las habitaciones de teléfonos, mandos de televisión y perchas, con el objetivo de que sea “el destino turístico más seguro”. También se han retirado de las habitaciones todos los elementos no imprescindibles como elementos de decoración, cojines y alfombras para “minimizar el riesgo para los clientes”.