Soria, a la espera de financiación estatal y privada

Fernández Carriedo llama al Gobierno de España a sumarse a la nueva etapa que abre el Plan de Dinamización Económica y Demográfica de la provincia

Tras años y 170 millones de euros de inversión pública y privada después de su puesta en marcha, el Plan de Dinamización Económica y Demográfica de Soria impulsado por la Junta y la Diputación provincial abre una nueva etapa en la que espera recibir el empujón necesario del Gobierno de España en forma de financiación para nuevos proyectos que favorezcan su su desarrollo definitivo.

Así lo aseguraba este martes el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, tras presidir la comisión de seguimiento de este plan que finaliza este año pero que tendrá continuidad con otro durante los próximos cuatro años después del “amplio” consenso alcanzado por todos los agentes sociales y económicos, y que incluirá partidas concretas para proyectos específicos “que el Gobierno que preside Fernández Mañueco se compromete a financiar”, apuntaba el consejero, satisfecho por la actividad de estos tres años del Plan que, a través de la financiación de la Junta a través de Sodical y de la Lanzadera Financiera, ha permitido crear o mantener casi cuatro mil puestos de trabajo.

“El objetivo es aprovechar las potencialidades que tiene la provincia, como la sociedad digital y la sostenibilidad”, explicaba, mientras avanzaba que ha enviado una carta a la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, para que designe un representante o interlocutor y que permita incorporar actuaciones que el Ejecutivo quiere plantear en Soria. “Esperamos que al esfuerzo que hacemos la Junta y la Diputación de Soria sumemos la participación del Gobierno de España”, dijo para insistir que es “una mano tendida al Gobierno” para participar por el futuro de Soria. 

Fernández Carriedo dejaba claro que en esta nueva etapa se quiere hacer más hincapié en la singularidad y especificidad de los proyectos, con la digitalización, la sostenibilidad y la lucha contra la despoblación como protagonistas, y agregaba que la Unión Europea sí prevé realizar un esfuerzo inversor en estos dos contextos y se tratará de conseguir que las tres provincias cuenten con una singularidad especial, más que en el número y reconocía que en su departamento están abiertos al planteamiento del Gobierno de España en una posible colaboración en el Plan Soria así como a la incorporación de la iniciativa privada

Además, recordaba que la Junta está trabajando “intensamente” en procurar un trato específico para la provincia soriana dentro de las ayudas de Estado, con la declaración de NUTS 3, en Europa, que permitirá bonificaciones empresariales en el impuesto de sociedades (tributos) y en las cuotas de la seguridad social.  “La Comisión Europea tendrá que decidir el ámbito de aplicación de estas ayudas para el nuevo periodo y “en el periodo de alegaciones plantearemos que tanto Cuenca como Teruel y Soria se puedan incorporar con un régimen especifico, que permitiría que las empresas que se instalen en estas provincias puedan tener este tratamiento diferencial tanto en las cuotas de la Seguridad Social como el impuesto de Sociedades”, detallaba.