La gestión sanitaria y educativa en pandemia protagoniza la próxima sesión de control a la Junta

El PSOE cuela el caso “Kitchen” en el debate mientras que Ciudadanos no preguntará al presidente “para dejarle descansar”

La semana que viene se celebra una nuevo Pleno en las Cortes de Castilla y León, con la sesión de control a la Junta el martes, con especial protagonismo para la gestión sanitaria y educativa de la Junta en esta pandemia, y con el debate de las distintas iniciativas parlamentarias presentadas por los grupos para el miércoles, entre las que destacan una del PP que pide el apoyo de la Cámara para reclamar al Gobierno de España que transfiera cuanto antes a la Comunidad la gestión del Ingreso Mínimo Vital y otras dos convalidaciones de dos decretos leyes sobre la Ley de espectáculos Públicos y sobre las ayudas a familias para la atención domiciliaria de menores.

En la sesión de control del martes, el presidente, además de la crisis sanitaria que le cuestionará el socialista Tudanca, tendrá que responder también a una pregunta del leonesiste de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), Luis Mariano Santos, al que le toca esta vez preguntar como miembro del Grupo Mixto, sobre los “macropyectos industriales de energías renovables” previstos en la Montaña leonesa. Ciudadanos, esta vez, no preguntará nada al presidente, según el portavoz “naraanja”, David Castaño, para “dejarle descansar”, y este partido centrará sus preguntas a los consejeros en las políticas de transparencia, o las medidas previstas para apoyar a la hostelería o la ganadería extensiva.

El PSOE, por su parte, cuela en el debate una pregunta sobre el caso ‘Kitchen’ de presunto espionaje del Ministerio del Interior al extesorero del PP Luis Barcenas, si bien la respuesta no llegará de Fernández Mañueco, sino de un miembro de su Gobierno. En ella, cuestionarán po rla situación el asesore del presidente., Ignacio Cosidó, implicado en este caso al producirse la investigación en la época en que era director general de la Policía.

El inicio del curso escolar motiva preguntas por parte de procuradores del Grupo Socialista, de Pablo Fernández (Podemos), de Jesús García-Conde (Vox) y de Pedro Pascual (Por Ávila), en una sesión también con preguntas para la consejera de Sanidad y de Familia en relación a las residencias de mayores.

En el cupo de proposiciones no de ley, UPL, insta a la Junta a adoptar diversas medidas de impulso del Cybersecurity Innovation HUB ubicado en León y el Grupo Popular solicita de nuevo el traspaso de la gestión del Ingreso Mínimo Vital al Gobierno de la Comunidad.

Firmada por los grupos Socialista y Mixto, a instancia de Podemos y UPL, se pide a la Junta tomar posición y a realizar actuaciones en relación con el Diálogo Social en Castilla y León. También, el PSOE reclama actuaciones en relación con los recursos humanos del personal Estatutario y del personal del Sacyl.

Ingreso Mínimo Vital

El PP defenderá en el pleno una proposición no de ley en la que pide a la Junta que solicite al Gobierno la transferencia a la mayor brevedad posible de la gestión de la prestación del Ingreso Mínimo Vital. En opinión del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, la Seguridad Social “ha evidenciado” que no puede absorber la “avalancha” de solicitudes mientras que defiende la capacidad del Gobierno autonómico para poder encargarse mejor y de una forma más ágil de esta tarea, que lleva gestionando más de diez años con el nombre de Renta Garantizada de Ciudadaní en Castilla y León. De la Hoz criticaba el “absoluto desastre” del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos en esta materia.

La rueda de prensa posterior a la junta de portavoces dejaba también el choque entre PP y Ciudadanos a cuenta de los Presupuestos Generales del Estado y de las negociaciones abiertas por el Gobierno de España en varios frentes. Al respecto, el “naranja” David Castaño echaba en cara al PP que no se sume a esta negociación cuando en la Comunidad pide al PSOE que sí lo haga, mientras que el popular De la Hoz recordaba al portavoz de Ciudadanos la política “barriobajera” de Sánchez y que el PP no se sienta a negociar nada con Bildu ni con los independentistas catalanes o populistas que quieren romper España.